Leo Valadez y Alejandro Talavante, orejeados; Arturo Macías, herido en la novena corrida de la feria de San Marcos

 Reseña


ADIEL ARMANDO/EMILIO MÉNDEZ

Más de tres cuartos de entrada registró el coso Monumental de la ciudad de Aguascalientes, en tarde de agradable clima, aunque algo ventosa, para la novena corrida de la CXCV Feria Internacional de San Marcos 2023, terminando por ser orejeados los espadas Leo Valadez en el que lidió por Arturo Macías, quien resultó cornado en la axila derecha y, el español Alejandro Talavante, en un ejemplar de regalo.

Se lidiaron seis toros de la dehesa aquicalidense de Campo Real, siendo bueno el cuarto, regular el sexto y, los demás, fueron sosos con peligro. Y, un séptimo de regalo, de la divisa de San Isidro, que soseó en todo momento.

Luego del paseíllo, la peña taurina “El Arrastre”, de Monclova, Coahuila, le hizo entrega al diestro Arturo Macias de un estupendo óleo, de tamaño natural, en el que aparece el torero vestido elegantemente de grana y oro, con su capote de paseo.

Al toro que abrió plaza, soso y con peligro, el local Arturo Macias lo recibió con una larga cambiada de rodillas en tablas y, de pie, aplicar verónicas y gaoneras, además de quitar vistosamente por chicuelinas. Con la muleta, luego de algunos pases de tanteo, se dio a engarzar derechazos con empeño hasta ser prendido de fea manera por el vientre, siéndole desgarrada la taleguilla. Fue asistido, se repuso y volvió a la cara del toro para sufrir y aguantar más derrotes y arremetidas que fue salvando de manera angustiosa. Vino otra embestida y lo perjudico en el costado derecho, momento en el que resultó cornado en la axila de ese lado. Fue nuevamente auxiliado, ahora en el callejón e ingresar a la enfermería, de donde ya no salió. Lo pasaportó Talavante pronto y bien para ser aplaudido.

El badajocense Alejandro Talavante recibió a su primero, soso, no fácil, con farol invertido y, luego, capotear empeñoso. Con la sarga, tras pases de trinchera y de la firma. Se vio valiente por naturales y derechazos. Aliñó y mató de estocada desprendida y descabello para ser aplaudido.

A su segundo, Talavante lo capoteó de forma oficiosa. Con la tela escarlata empezó defendiéndose toreramente de las peligrosas embestidas y, después, pararle y enseñarle la vereda por la que debería emplearse su antagonista y, así lo hizo para cuajarle derechazos importantes, de mucho mérito. Al natural, no fue lo mismo, por ello siguió poderoso por el lado diestro y bajándole la mano. Fallo al matar y dividió las opiniones.

En el de regalo, “Cholín”, de San Isidro, Talavante dio un farol invertido, verónicas, chicuelinas y una cordobina. Buena vara del picador Salomó Azpeitia. Con la muleta, luego de empezar con pases ayudados por alto, Alejandro ha hecho una faena importante, de gran mérito torero por ambos perfiles a un débil y soso astado. Todo haciéndolo con valor y ganas de agradar, sobre todo por el pitón izquierdo y estando muy por encima del animal. Mató de estocada y se le concedió una oreja.

En su primero, el igualmente local Leo Valadez, lanceó voluntarioso y quitó por saltilleras y escobinas. Colocó banderillas de manera lucida entre aplausos. Con la pañosa, empezó por alto, dio el de trinchera, el de la firma y el de pecho para seguir por derechazos templados y consintiendo al débil y agarrado al piso camporrealeño en cuatro series, incluyendo su toreo en un palmo de terreno. Con la zurda fue desarmado, pero, continuó con la diestra derrochando clase, seriedad y comprometiéndose de verdad. Falló al matar y escucho palmas.

Valadez, en el que lidió por Macias, segundo de su lote, llamado “Amore”, dio una larga cambiada de hinojos en tablas y, de pie, lanceó de forma esmerada, quitando mejor por chicuelinas y tafalleras. Con la franela, previo brindis a Arturo Macias, quien se hallaba en la enfermería, comenzó de rodillas por alto, ligando una arrucina y el de pecho para después plasmar su exposición derechista de manera inmaculada, incluyendo su toreo en redondo con la girondina y la dosantina, además de ligar pases brillantes en un palmo de terreno y sin enmendarlo. Naturales enclasados. Mas derechazos en circular y cambio de mano por delante rodilla en tierra y adornos toreros. Manoletinas como broche. Acabó de estocada algo atravesada y descabello para obtener una más que merecida oreja.

A su segundo, Valadez lo capoteó de manera empeñosa. Su quehacer de muleta, tras doblarse, fue a base de bajarle la mano y, así, sacarle, uno a uno, derechazos de mucho valor y arte, los que se convirtieron en tres tandas a pesar de la poca fuerza del “socio”. Naturales de calidad, también logrados uno por uno. Toreo en redondo bien plantado, metido entre los pitones y engarzando pases en un palmo de terreno, embarrándose de pitones los muslos y desplante poniendo la barriga por delante. ¡Vaya arrimón! Falló a la hora buena y se le aplaudió el esfuerzo.



PARTE MÉDICO

El parte médico preliminar, que se emitió en la enfermería del coso Monumental sobre el estado de salud del matador Arturo Macías, indica que sufre una herida por asta de toro en la zona axilar de derecha, con una longitud de 5 por 8 centímetros, con dos trayectorias, una que presenta hemoneumotórax del lado derecho y, otra, que diseca músculos pectorales. Estará internado por espacio de una semana.



FICHA

LUGAR: Aguascalientes, Aguascalientes.

EVENTO: Novena corrida de la CXCV Feria Internacional de San Marcos 2023.

PLAZA: Monumental. ENTRADA: Más de tres cuartos en tarde de agradable clima y algo ventosa.

GANADO: Seis toros de Campo Real, siendo bueno el cuarto, regular el sexto y, los demás, fueron sosos con peligro. Y, un séptimo de regalo, de San Isidro, que soseó en todo momento.

CARTEL: Arturo Macías: Resultó herido en su primero y no pudo continuar en el ruedo. El extremeño Alejandro Talavante: Palmas en el que mató por Macias, palmas, división de opiniones y una oreja en el de regalo. Leo Valadez: Palmas, una oreja en el que lidió por Macías y al tercio.

INCIDENCIAS: Luego del paseíllo, la peña taurina “El Arrastre”, de Monclova, Coahuila, le hizo entrega a Arturo Macias de un estupendo óleo, de tamaño natural, en el que aparece el torero vestido elegantemente de grana y oro, con su capote de paseo.

Comentarios


Entradas populares