Cirugeda, atendido por una herida de asta de toro

 Noticia

GUARISMO DEL OCHO


Cirugeda abrió la tarde con un saludo de sobresaltos en el que trató de meterlo en los vuelos de su capote de rodillas. En la réplica al quite se lo llevó por delante, pero se repuso y volvió para culminarlo. Empezó la faena desde los medios, de rodillas, esperándolo en la larga distancia, dejando algún que otro pase cambiado por la espalda. Se levantó y siguió toreando, sobre el pitón izquierdo, con ligazón, dejándole los vuelos en el morrillo y tirando del animal en cada pase. Cambió, dejando la muleta sobre su mano derecha, bajándole el engaño, midiendo y vaciándolo. Se fue alejando de los medios, ya casi en el tercio, toreando a placer, alargando los pases, llevándolos hasta el final. Cambió la ayuda por la espada, pero falló con ella.

Marcaba el ecuador del festejo Cirugeda, que trazó un saludo lucido en el que pudo unir y dar continuidad. Quiso empezar de rodillas, también en los medios, envolviéndose el novillo a su alrededor. Después, pasó el engaño a su mano derecha, toreando con un trazo infinito en el que le mostró la salida. Lo mostró al natural, pero tras una tanda volvió al pitón derecho. Le dejó el pico en la cara y con el que después tiró hacia atrás. El novillo se movía y le permitió la continuidad al joven espada. Sin embargo, la transmisión del astado, así como su entrega, no tuvo nada que ver con la de los novillos anteriores. Cirugeda no dejó pausas en la faena. Mató con acierto y determinación.

Parte médico:

Al finalizar el festejo ha ingresado en la enfermería el novillero Pepe Luis Cirugeda, con una herida por asta de toro, en tercio superior, cara posterior de brazo derecho, y contusión cresta iliáca izquierda, pendiente de estudio radiológico. Es intervenido bajo anestesia local en la enfermería. Pronóstico: leve. Firmado Dr. García Leirado.

Comentarios

Colaboraciones

Entradas populares