Morante corta la única oreja del festejo

Reseña


GUARISMO DEL OCHO

La primera de la Feria de San Miguel la compusieron Morante de la Puebla, Juan Ortega y Tomás Rufo, que se midieron a los de los Hnos. García Jiménez y Olga Jiménez, que dejaron sin opciones a Ortega. Rufo pudo expresarse con su primero y Morante le cortó una oreja al segundo de su lote, sacando faena a un imposible. La emoción llegó para despedir a Carretero que se despedía de los ruedos y al que cortó la coleta Morante ante la presencia de su cuadrilla y de su hija con la que tapo su emoción. 

Morante recibió a “Empedernido”, el primero de la tarde, con unas verónicas marca de la casa. Por ayudados, rodilla en tierra, para seguir al natural, sacándolo a los medios, dio comienzo a su faena. Con la derecha le llevó con cadencia y despaciosidad, dándole tiempo. Al natural, de uno en uno, por ese pitón, le faltaba el ritmo que encontró por el derecho, por lo que volvió y basó su lidia sobre el con un toro que ya iba a menos.  Al final de la faena, le pinchó y mató de media estocada. Saludo desde el tercio.

A Ortega le costó encelar a “Despertador” en su capote. Genuflexo probándolo por ambos pitones inició su faena para seguir sobre el derecho, pero al animal le faltaba continuidad, Ortega se la intentaba dar, le dio tiempo, volvió sobre el derecho pero más de lo mismo. Le probó al natural  mostrando la misma continuidad que por el derecho, lucimiento nulo. Abrevió y logró medio pinchazo hondo que le obligó a descabellar. Silencio

Rufó paró a “Durazno” en su capote con un ramillete de verónicas. Ovación para Fernando Sánchez y Sergio Blasco. En el tercio obligándolo a humillar comenzó Tomás su faena. Le citó, le dio distancia, llevándolo largo por el pitón derecho.  El astado se arrancaba de lejos, al compás de la música Rufó le sacó buenas series con profundidad y torería. Le dio tiempo y con despaciosidad volvió a la cara del toro para seguir ligando muletazos. Al natural, cerró al toro con torería y tiró del uno a uno hasta que se rajó. Tomó el estoque y a la segunda logró la estocada. Ovación.

“Derribado” salió al ruedo descoordinado, provocando la protesta del respetable. Morante lo probó en su capote. El presidente no creyó oportuno su cambio. Pegado a tablas por ayudados mostró Morante al toro, sacándolo a los medios entre los oles de la Maestranza. Por el derecho a media altura giró sobre si mismo bailando roto con él. Buscó mejor terreno y se puso al natural pero era ingobernable por ese pitón, aun así lo aguantó el de la Puebla. Volvió al derecho adornándose con su tauromaquia. Sonó la música y Morante siguió con cadencia, sacándole los pases de uno en uno. Volvió al izquierdo robándole pases imposibles levantando al público. Mató a la tercera. Fuerte petición de oreja.   Oreja y petición de segunda vuelta al ruedo, que declinó el diestro.

Ortega se estiró a la verónica con “Esplendido” cerrando con una media.  El tercio de banderillas fue accidentado, el toro puso en aprieto a la cuadrilla. Por el derecho a media altura le intentó llevar, pero le faltaba recorrido y despacio y de uno en uno fue sacando muletazos. Por el izquierdo, se quedaba aún más corto, sin lucimiento. No pudo más que ir a por el estoque con el que tuvo poco acierto. Silencio.

Rufo pasó a “Carcelario” por su capote. Rufo brindó el toro a Carretero ante el reconocimiento del respetable. Genuflexo  para seguir sobre el derecho toreándolo en redondo comenzó su faena. Distancia, muleta puesta y tirar así le fue llevando ligando faena bajándole la mano. El animal descomponía la embestida. Al natural,  con colocación le abría, llevándole de uno en uno ligando muletazos, todo lo ponía Tomás. Volvió al derecho pero ya marcaba querencia. Tomas le tenía que fijar en el percal.  Cerró al natural, al compas que le prestaba el soso animal. Le cuadró y mató con acierto. Aplausos. 

Morante, saludo desde el tercio y oreja
Ortega, silencio y silencio
Rufo, ovación y aplausos

Comentarios

Colaboraciones

Entradas populares