Noche de bravura y toreo en la final del I Trofeo Domingo Ortega

Noticia


GUARISMO DEL OCHO 

La temporada de la Plaza de Toros de Toledo sumó anoche el tercer festejo del año, bajo la gestión de la nueva empresa Mare Nostrum Arena. La novillada sin picadores que sirvió de final del I Trofeo Domingo Ortega, ideado por la empresa con la colaboración de la Escuela Taurina de Toledo, la Diputación de Toledo y la Comunidad de Propietarios de la Plaza de Toros de Toledo, gozó de un buen ambiente fruto de la agradable temperatura en la noche toledana y la más que económica política de precios instrumentada por la empresa.

La nota general fue el excelente juego de los novillos traídos desde la finca El Cortijillo, con el hierro de Alcurrucén, que hicieron honor a su excelentes hechuras, y posibilitaron todos el triunfo de los novilleros. Frente a esto, la frescura, actitud y variedad del sexteto de novilleros finalistas, que puso cara la final y permitió vislumbrar condiciones especiales y motivos para soñar en seguir viendo su evolución. Abrió la noche Kevin Alcolado, de Alicante, que tras una entonada labor especialmente por el pitón izquierdo, no tocó pelo al pinchar en repetidas ocasiones. Seguidamente, el novillero local Óscar Dasilva encandiló al público con su variedad y voluntad por todos los palos, cortando dos orejas. El madrileño Alejandro Chicharro, dejó detalles de gran calidad, colocación y técnica, atascándose con el acero finalmente. De vuelta a los toledanos, Miguel Losana frente a “Martinete” de Alcurrucén, premiado con la vuelta al ruedo, encontró la materia prima necesaria para instrumentar un toreo clásico, regio y reposado que coronó con un soberbio espadazo, poniendo las dos orejas en su esportón y convirtiéndole finalmente en el triunfador del I Trofeo Domingo Ortega. Siguió la noche con Samuel Navalón, de Albacete, que instrumentó los pasajes de toreo más caros de toda la noche, por ajuste, reposo, cadencia y ritmo, y finalmente cortó una oreja debido al uso de los aceros. Cerro Alberto Donaire, de Valencia, con un concepto de toreo clásico y garboso frente a otro gran novillo de Alcurrucén, ante el cual se atascó con los aceros.

Ficha del festejo: Plaza de toros de Toledo, un tercio de plaza en noche agradable. Erales de Alcurrucén, rematados, de buenas hechuras, variadas capas, y excelente juego siendo todos ellos aplaudidos u ovacionados en el arrastre. El cuarto, de nombre “Martinete”, colorado, con el número 99, fue premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre. KEVIN ALCOLADO: palmas. ÓSCAR DASILVA: dos orejas. ALEJANDRO CHICHARRO: ovación. MIGUEL LOSANA: dos orejas. SAMUEL NAVALÓN: oreja. ALBERTO DONAIRE: palmas.


Comentarios

Colaboraciones

Entradas populares