Juan Ortega mantiene su idilio con el Coso Real saliendo a hombros en El Puerto de Santa María

 Reseña

GUARISMO DEL OCHO

El rejoneador Joao Ribeiro Telles paseó un premio del primero, otro del quinto José María Manzanares y dos un Juan Ortega que cuajó al sexto; Pablo Aguado selló momentos a ralentí con la capa y de muleta con su primero, al que paseó un apéndice, y luego ante el deslucido sexto, pero el acero le impidió tocar pelo en ese astado.

El rejoneador Joao Ribeiro Telles, José María Manzanares, Juan Ortega y Pablo Aguado hicieron el paseíllo este domingo en la última de las corridas de abono de la Temporada de Verano 2022 en la ciudad gaditana de El Puerto de Santa María. Se lidiaba un encierro con los hierros de Murube, para rejones, y Juan Pedro Domecq para lidia a pie.

Oreja para Ribeiro Telles del primero de Murube, con el que emociona con su doble quiebro

El primero fue un toro al que Ribeiro Telles saludó en la puerta de chiqueros, llevándoselo con la grupa para colocar el primer rejón de castigo. Lució en las dos primeras banderillas al quiebro, y en un doble quiebro en tercer lugar, un pasaje muy personal que emocionó al tendido. Un cuarto par al quiebro preludió a las banderillas cortas, dejando el rejón final un punto caído pero suficiente para que cayese el animal de Murube, que tuvo virtudes pero que buscaba las tablas. Oreja.

Ovación para los detalles de Manzanares ante el segundo, con virtudes

El segundo de la tarde fue un toro de Juan Pedro Domecq al que, de salida, dejó algunos capotazos de tanteo, cumpliendo en el caballo al animal. Muleta en mano, el alicantino aprovechó las buenas condiciones del oponente, al que dejó algunos momentos de temple y profundidad, pero sin lograr que la faena se redondease. Estocada en buen sitio y ovación.

Ortega borda el toreo a la verónica en el tercero, pero pincha los detalles que dejó en su faena

El tercero, primero del lote de Juan Ortega, fue un toro que de salida tuvo alegría, al que dejó verónicas de seda, rematando con una torerísima media. El de Juan Pedro cumplió bien en el caballo, quitando por artísticos delantales el sevillano. Saludó Abraham Neiro por sus pares. El diestro se fue a los medios y selló una obra en la que por momentos se abandonó en pinceladas en la obra ante un astado con fijeza y calidad. Tiró de recursos como molinetes entre el toreo fundamental, dejando un pinchazo y una estocada y fue ovacionado.

Oreja al temple de Pablo Aguado en el cuarto

El primero del lote de Pablo Aguado fue un toro con calidad y clase, al que saludó toreando al ralentí a la verónica. Dejó varias de ellas muy sentidas que calaron en la afición, rematadas por una buena media. Bregó por chicuelinas para llevar al animal al caballo, quitando luego por verónicas, algunas de ellas muy despaciosas. Aprovechó con temple la condición de su oponente, al que fue estructurando una obra despaciosa por ambos lados, antes de enterrar el acero y pasear una oreja. Saludó Iván García tras parear al toro.

Oreja al esfuerzo de Manzanares ante el quinto

Manzanares cortó una oreja al segundo de su lote, quinto en lidia, haciendo un esfuerzo ante un toro protestón y con complicaciones. De capote no se dejó, y muleta en mano, a base de oficio y valor y actitud, logró cuajar momentos de mucho mérito. Al final, dejó una estocada en buen sitio y paseó el apéndice.

Juan Ortega, toreo despacioso y momentos a ralentí ante un sexto al que desoreja

Juan Ortega le paseó dos orejas al segundo de su lote, un animal con calidad de Juan Pedro Domecq, y con el denominador común de la clase. Dejó verónicas de trazo lento en el capote, bregando por chicuelinas muy artísticas en el quite. Tras un brindis al tendido, se dobló con torería para sacárselo a los medios. Fue sellando una obra medida, con las pausas necesarias para que el animal aguantase. Y hubo profundidad en el trazo, en instantes abandonados por ambos lados. Estocada arriba y doble premio.

Ovación para Aguado con un séptimo a menos, con el que falla su actitud con el acero

El último toro del festejo y del abono fue un astado también interesante, con codicia de inicio, con el que lució de capa el sevillano, sellando buenas verónicas. Después, el animal fue bien picado por parte de Juan Carlos Sánchez, empujando fuerte el animal en el caballo. El diestro hizo un esfuerzo, dejando momentos buenos por ambos lados… pero el toro fue a menos, que no la actitud del torero, que fue a más. Lo bien hecho se esfumó con el acero, fallando en varias ocasiones, y escuchando un aviso. Reconoció el tendido su esfuerzo con una ovación tras aviso.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de El Puerto de Santa María, Cádiz. Sexta de abono. Corrida de toros. Más de media entrada.

Toros de Murube para rejones, y Juan Pedro Domecq para lidia a pie.

El rejoneador Joao Ribeiro Telles, oreja.

José María Manzanares, ovación y oreja.

Juan Ortega, ovación y dos orejas.

Pablo Aguado, oreja y ovación tras aviso.

Incidentes: Se desmonteró en banderillas Abraham Neiro en el tercero. Saludó en banderillas Iván García en el cuarto. El picador Juan Carlos Sánchez fue ovacionado.


Comentarios

Colaboraciones

Entradas populares