Doble Puerta Grande en Arganda del Rey

Crónica

MAR MUÑOZ

La segunda de la Feria Extraordinaria de Arganda del Rey estuvo compuesta por El Cordobés, Morante de la Puebla y Daniel Luque que se midieron a los de Zacarías Moreno, toros que regalaron buenas embestidas, aunque con teclas que afinar. El Cordobés no tuvo toro para triunfo en el primero y cortó una oreja a su segundo. Morante cortó una oreja a cada uno de su lote, imprimiendo su arte en cada uno. Luque estuvo grande con cada uno de sus astados, cortó una oreja al primero y desorejó al último, al que recibió con un ramillete de verónicas a cámara lenta.

Abría la tarde en Arganda del Rey El Cordobés,  parando a "Novedoso", con un ramillete de verónicas. Genuflexo, en el tercio, obligándolo a humillar comenzó su fauna para llevárselo a los medios toreando por el pitón derecho. El toro tenía una embestida incierta. Le cambió al natural era más reservón por este pitón. Le abría y tiraba de el. Volvió al derecho pero ya mostró querencia y lo toreó en sus terrenos, no quería pasar, así que le sacó los pases uno a uno. Buscaba las tablas, puso todo el Cordobés. Tomó el estoque y lo hundió algo caído pero efectivo. Ovación

Morante se encontró con "Travieso" con unos lances marca de la casa, aplaudidos por el tendido. Brindó al respetable y por el pitón derecho estirándose, lo sacó a los medios. Siguió con temple y arte, dándole tiempo y a media altura, sin obligar le fue llevando entre "olés". Al natural, llevó lejos la embestida del de Zacarías Moreno, a pesar de ser más parado por este pitón. Dejó un trincherazo marca Morante para volver a la derecha y cerrar con una tanda de arte antes de tomar la espada. Le colocó en suerte y pinchó, a la segunda fue la buena. Dobló el toro. Oreja.

Luque paró a "Peluquero" con una labor de brega. Tras brindar al respetable le probó en el tercio por ambos pitones y terminó en los medios cerrando al natural. Siguió por el pitón derecho llevándolo a media altura, logrando una buena tanda rematada con el de pecho. El toro tomaba el engaño y Luque lo llevaba con cadencia y torería. Cambió al natural, toreándolo en redondo de uno en un con gusto. Se adornó con molinete para volver al derecho y el de Zacarías Moreno humillada, así que lo toreó por luquesinas, culminando con un desplante final muy aplaudido para ir a por la espada. Pinchó a la segunda fue un estoconazo. Una oreja

El Cordobés recibió a "Complejo" con unos lances por verónicas que arrancaron los oles en el tendido. El tercio de varas se alargó pues el toro derribó al caballo. Brindó al respetable y en el tercio lo fue probando por ambos pitones mientras lo sacaba a los medios y allí sobre el derecho se puso a torear logrando una tanda muy aplaudida. Le llevaba con torería y raza, pero el astado ya iba perdiendo motor. Cambió al natural y tiró del uno a uno ya no quería pelea, todo lo ponía Manuel. Volvió al derecho donde tenía algo más de movilidad, así que rodilla en tierra fue cerrando faena para darle los últimos al natural, no quería irse de vacío ya no tenía adversario, así que con un  desplante marca de la casa tomó la espada. Le cayó baja y la sacó volvió a perfilarse y hundió el estoque. Leve petición de oreja. Oreja.

"Chupito" y Morante bailaron por verónicas entre los oles del público. En el tercio por ayudados cerrando al natural comenzó su faena. Para seguir por el pitón derecho bajándole la mano y tirando de el llevándolo lejos. Al natural le abría el compás llevándolo de uno en uno, tenía clase pero le faltaba ritmo al de Zacarías Moreno. Cambió al pitón derecho y logró alguna tanda de mérito. Cerró al natural robándole los pases. Cambió de mano para adornarse y se perfiló logrando un estoconazo. Se levantó cuando se acercaba el puntillero y lo prendió sin consecuencias. Oreja.

Luque recibió a "Golondrino". el último de la tarde, con unas verónicas a cámara lenta, que pararon el tiempo. Por el pitón derecho,  genuflexo y en el tercio, comenzó su faena, cerrando con naturales en los medios. Siguió toreando allí mismo por el pitón derecho, llevándolo a media altura en tandas cortas cerrando con el de pecho. Le dio tiempo y volvió por el mismo derramando torería en cada pase. Giraba sobre si mismo para bailar con Golondrino al son de la banda de Arganda del Rey. Al natural se ajustó mucho con el en un toreo rectilíneo que terminó en redondo, pero el astado se quedaba corto no terminaba el pase. Por el derecho mostraba más movilidad y acompasaba el lucimiento de Luque. Le colocó en suerte y logro un estoconazo algo caído. Dos orejas

Comentarios

Colaboraciones

Entradas populares