Morante y Urdiales abren la puerta grande en Santander

Noticia



GUARISMO DEL OCHO

Plaza de toros de Santander. Tercer festejo de la Feria de Santiago. Segunda corrida de toros. Tres cuartos de entrada. Astados de la ganadería de Juan Pedro Domecq, muy limitados de fuerza, de raza y de fondo. El mejor el 5º, viniéndose también a menos en el tercio final. El peor el 6º.

José Antonio “Morante de la Puebla” (Nazareno y azabache): Silencio y 2 orejas.
Diego Urdiales (Verde y oro): 1 oreja tras aviso y 1 oreja.
Juan Ortega (Azul purísima y oro): Saludos tras petición de oreja y Saludos.
Incidencias: Se ha interpretado el Himno de España al finalizar el paseíllo.

Muy por encima del juego ofrecido por los toros de Juan Pedro Domecq se ha mostrado la terna de actuantes hoy en Santander, con un Morante genial, que se ha inventado una faena, un Diego Urdiales que ha toreado, por momentos, al ralentí, sobre todo al 5º, y un Juan Ortega que tan sólo ha podido esbozar el excelente concepto del toreo que atesora con el 3º ya que el 6º ha sido imposible.

Morante de la Puebla ha lidiado en primer lugar un toro con la fuerza y la casta más que justa, que se ha quedado muy corto en las telas y que ha terminado por venirse abajo en la faena de muleta del diestro cigarrero. Se pone por ambos pitones Morante pero el animal no daba para más. Dos pinchazos y media estocada con travesía. Silencio.


La obra grande de Morante ha llegado en el cuarto de la función, al que ha saludado con unas cuantas buenas verónicas de recibo. Faena a más de Morante ante un toro con poca clase, que protestaba por arriba y que se quedaba corto en su acometida. Aroma a torería, a distinción, el que ha dejado sobre el ruedo de “Cuatro Caminos” el torero de La Puebla del Río, con un burel informal, que no pegaba dos embestidas iguales. Mucho más ha puesto Morante que el toro de Juan Pedro para lograr el triunfo. Mucho sabor han tenido también los remates de las tandas, diferentes y originales. Estocada arriba. Dos orejas.

Actuación de mucho peso e importancia la de Diego Urdiales hoy en Santander. El segundo de la suelta ha marcado una clara querencia a tablas desde el segundo tercio. Antes de eso, Urdiales lo ha toreado con primor con el capote, tanto en el recibo como en el posterior quite por chicuelinas. Muy firme con él, el torero de Arnedo, asentado en los riñones, con una magnífica colocación, presentándole siempre la muleta por delante muy plana para que el cornúpeta la tomara. Termina completamente rajado. Espadazo muy bien colocado, entrando a matar al hilo de las tablas dada la condición del animal. Una oreja tras aviso.

El quinto ha sido, con diferencia, el mejor toro del sexteto enviado hoy a Santander por Juan Pedro Domecq, por entrega, humillación y clase hasta que duró. Vuelve a brillar con el percal el matador riojano, tanto a la hora del saludo como en el quite, en ambos casos a la verónica. Faena de cante grande de Diego Urdiales, con muletazos con ambas manos al ralentí, destacando algunos naturales en los que ha reducido al límite la velocidad del astado, toreando con temple y profundidad. El toro de Juan Pedro Domecq se viene a menos, tanto es así que termina por echarse durante la faena de muleta de Diego Urdiales. Se pone muy complicado a la hora de cuadrarlo para entrarle a matar. Estocada desprendida. Una oreja.

El lote con menos opciones de lucimiento lo ha sorteado Juan Ortega. El tercero no ha tenido mala condición, queriendo hacer las cosas bien pero con poca fuerza y transmisión. Juan Ortega le ha enjaretado un par de verónicas con su sello y personalidad en el recibo. La faena del torero sevillano ha estado presidida por el gusto, la torería, la suavidad al embarcar la embestida del burel de Juan Pedro y la verdad en el cite, dando el pecho, pero el ejemplar de Juan Pedro Domecq dura poco. Gran estocada. Saludos tras petición de oreja no atendida por el presidente.

Ninguna opción de lucimiento le ha dado el 6º a Juan Ortega. Muy suelto y sin emplearse en nada desde que ha pisado el ruedo, además con una más que evidente falta de fijeza. Lo intenta con él Juan Ortega, con ganas de agradar y voluntad pero el pozo del toro estaba completamente seco. Pinchazo y buena estocada. Saludos.

Entre los picadores han destacado Aurelio Cruz, en el 4º; Óscar Bernal, en el 5º; y Alberto Sandoval, en el 6º. Abraham Neiro “El Algabeño” y Víctor Hugo Saugar “Pirri” han hecho lo propio en labores de lidia mientras que con los palitroques han sobresalido Juan José Trujillo y Francisco Javier Sánchez Araújo, en el 1º; y Antonio Jiménez “Lili”, en el 4º.

Morante de la Puebla y Diego Urdiales han abandonado el Coso de “Cuatro Caminos” a hombros.

Comentarios

Colaboraciones

Entradas populares