Eduardo Dávila Miura sufre un serio percance en Santander

 Noticia

GUARISMO DEL OCHO

Toreó bien con el capote Dávila Miura a su primero, un animal noble al que toreó con temple con la mano derecha. Por el izquierdo se quedaba más corto. El susto llegó cuando en una de los naturales, el toro le hizo la zancadilla y cayó a merced del animal. Quedó en la cara del animal, de un animal que hizo por el contra el suelo, levantándolo con violencia, esperándose lo peor. Se vivieron momentos de angustia por la paliza que le dio. Se repuso Dávila con el rostro ensangrentado. Pinchazo y estocada. Paseó una oreja de una faena que brindó al empresario José María Garzón

Entró en la enfermería donde fue atendido de una herida en la zona inferior externa del labio y otra en la parte interior, donde le cogieron varios puntos de sutura.

Salió a matar el segundo toro de su lote, un toro de bonitas hechuras y que tuvo calidad en la embestida. Quiso siempre rajarse el del Puerto de San Lorenzo, pero Dávila le pudo. Los mejores muletazos y más templados llegaron con la derecha. Buenas tandas. Pinchazo y estocada. Hubo petición, pero no mayoritaria.




Comentarios

Colaboraciones

Entradas populares