Javier Jiménez: "Sé cómo funcionan las cosas, unas las aceptas y otras das por hecho que son parte del juego"

Entrevista


PATRICIA PRUDENCIO MUÑOZ

Javier Jiménez es uno de los matadores que participa en la Copa Chenel, hará el paseíllo este sábado 2 de abril en El Álamo, junto con Miguel Tendero y Amor Rodríguez, para medirse a los de Guerrero y Carpintero y Castillejo de Huebra. Es un diestro que no ha buscado excusas, ha seguido su camino evolucionando y madurando, tratando de llevar la persona del día a día a la plaza de toros. Es de esta manera, cuando el sevillano ha estado más cómodo. Está muy agradecido y sabe que la mejor forma de demostrarlo es aprovechando esta oportunidad, pues ha trabajado duro, se ha preparado y ha sabido reinventarse. 

¿Cómo te definirías personal y profesionalmente?

Soy una persona entregada y apasionada por lo que hace. Me gusta ponerle todo lo que tengo a mi gente y a mi profesión. 


¿Hay mucha diferencia entre la persona y el torero? 

Intento que no, como torero tienes que expresar lo que eres como persona. Al final, es la forma de expresar el toreo, es una forma de expresarme como soy. Intento trasladar la manera en la que yo soy en el día a día a la plaza.

Además, cuando lo he traslado a la plaza, ha sido cuando he logrado los mejores resultados.

¿Cómo fue el cambio de novillero a matador de toros?

Gracias a Dios, llegué muy preparado a la alternativa,  porque de novillero había matado novilladas muy fuertes en Francia, por toda la zona de Madrid, con unas ganaderías de las consideradas duras. Cuando llegué a la alternativa estaba preparado, me doctoré en Sevilla con Enrique Ponce y Manuel Jesús "El Cid". 

Los siguientes carteles de toros fueron con figuras y noté la exigencia. Ese fue el paso más importante y radical que pude dar. Más que por el tamaño del toro, fue por la exigencia, porque sabes que los compañeros que tienes al lado no fallan, van a estar 100%.


Has tenido tardes muy importantes que te avalan como torero ¿Qué sentiste la tarde que abriste la Puerta Grande de Madrid? 

Estaba muy tranquilo, fue de las tardes más tranquilas que yo he tenido en toda mi carrera. Cuando salí a hombros estuve igual de tranquilo. Después te pones a analizar y es el sueño de cuando quieres ser torero, cuando eres novillero y estás empezando. El sueño es abrir dos o tres puertas grandes y una de ellas es la de Madrid. Fue como tocar un poquito el cielo con las manos, como se suele decir.

La recuerdo con mucho cariño, por cómo fui capaz de gestionar toda la tarde, lo tranquilo que estuve y lo cómodo que estuve en la plaza, el sentir de la afición, de cómo vivieron esa faena... Me quedo con eso.

¿Cuántas puertas te abrió el hecho de abrir la Puerta Grande de Madrid?

Ese año terminé acartelado en Sevilla, en la Feria de San Miguel. Por vía de las sustituciones, cogí varias tardes. Después, al año siguiente empecé fuerte la temporada, con una tarde en Sevilla, dos en Madrid, Valencia... pero es cierto que cuando uno abre la Puerta Grande en Madrid, espera algo más. Sin embargo, las circunstancias fueron las que fueron.

En su momento lo analicé y llegué a la conclusión de que lo mejor era no mirar atrás, hay que seguir caminando, la culpa no hay que echársela a nadie. Pensé en apretarme un poquito mas los machos, por así decirlo y este año me he centrado en mejorarme a mí mismo. No he querido buscar ningún responsable de lo que le haya pasado a mi carrera, ni buscar excusa. He sido bastante libre toda mi carrera.


¿Cuál dirías que ha sido la evolución que ha experimentado tu tauromaquia? 

Estoy bastante orgulloso, porque he sido capaz de madurar. Cuando vienen situaciones así, en las que uno piensa que se va a comer el mundo y te das cuenta de que no es así, eso  te mata. Pero te mata o te hace más fuerte y eso es bueno porque he conseguido reinventarme, buscándome, llevando mi toreo a lo que soy como persona. He intentado igualar el toreo con la persona y al final he madurado y estoy mucho más cuajado que hace dos años, seguro. Llevo ya unos años en la profesión y te das cuenta de cómo funcionan las cosas, sé cómo funcionan, así que unas las aceptas y otras das por hecho que son parte del juego.

¿Cómo es un día a día con Javier Jiménez? 

Me levanto, hago un poco de deporte y de físico con el preparador. Después, voy a torear de salón,  hacerme un toro, entrar a matar, etc. Por la tarde hago físico, pero un poco más a mi aire, así que me dedico a ver faenas o a trabajar. Estoy todo el día alrededor de esto.

Pero también hay días en los que aprovecho para estudiar o jugar al pádel o al fútbol con amigos.


¿Qué te parece el cartel del próximo sábado en El Álamo?

Pienso que es un formato bastante ilusionante y muy atractivo, porque somos 18 toreros con algo que decir. Eso es lo peligroso de  estos formatos para uno mismo,  que sabes que te estás jugando lo mismo que todo el mundo, que si estás bien vas a torear. Este formato hace dar lo máximo de ti.

En el cartel del próximo sábado 2 de abril hay dos ganaderías, Guerrero y Carpintero, que la conozco menos, aunque  recuerdo haber matado una novillada con caballos cuando era novillero con caballos. La otra ganadería es Castillejo de Huebra, que está empezando a entrar en los carteles, la están matando las figuras. Estoy contento con el elenco ganadero

Haré el paseíllo con Miguel Tendero y Amor Rodríguez. Todos los que estamos tenemos condiciones para decir algo, así que es un cartel muy interesante.  


¿Qué esperas de tu participación en la Copa Chenel?

Espero que se vayan dando pasitos en mi carrera, que sea para seguir avanzando, seguir creciendo como torero y seguir creciendo como persona. Aprovechar la oportunidad es una forma de agradecer todos los pasos que se están haciendo por parte de la Fundación, por parte de la Comunidad de Madrid y por parte de todos los organizadores. Espero que sea un éxito en todos los sentidos y que se siga repitiendo todos los años.

La Copa Chenel, entre mis amigos, por ejemplo, ha generado un gran interés y eso que no son aficionados, les gustan los toros, pero no son gente que los siga día a día. Me parece interesante y atractivo, ha sido todo un acierto y eso que no ha tenido que ser fácil. 



Comentarios

Colaboraciones

Entradas populares