La FTL presenta alegaciones al bono cultural ante el Ministerio de Cultura

Noticia


GUARISMO DEL OCHO

La Fundación del Toro de Lidia presentó ayer ante el Ministerio de Cultura y Deporte un escrito de alegaciones al Proyecto de Real Decreto por el que se establecen las normas reguladoras del bono cultural en el que se exige que se modifique el texto para incluir dentro de las actividades subvencionables con el mismo los espectáculos taurinos. El pasado día 4 de febrero el Ministerio publicó en su página web el borrador del Real Decreto abriendo un plazo de información pública hasta el día de hoy para que todas aquellas personas, instituciones y organizaciones interesadas pudieran enviar sus aportaciones. Este borrador excluye expresamente los espectáculos taurinos de las actividades culturales a las cuales los jóvenes pueden destinar el bono cultural.

La Fundación del Toro de Lidia en su escrito explica cómo ésta exclusión de la tauromaquia de las actividades subvencionables es ilegal al ser contraria frontalmente a la obligación legal que tienen los poderes públicos de fomento de la tauromaquia (excluir es exactamente lo contrario que fomentar y promover, afirma). Además, el proyecto de Reglamento se excede del ámbito que le fija la Ley de Presupuestos en la que se crea el bono cultural, que permite al Gobierno dictar las normas para habilitar el bono cultural, pero no para excluir a ninguna actividad cultural de estas ayudas. Insiste, además, que incluso si se reconociera que existe un cierto margen de discrecionalidad para regular el bono cultural, incluyendo algunas actividades y no otras, esto debería hacerse previa justificación y motivación, algo que no sucede en el proyecto de Reglamento sometido a información pública. Más aún cuando el propio proyecto señala que una de las finalidades es ayudar a las industrias culturales más afectadas por el Covid, siendo la tauromaquia una de las más afectadas con una reducción de más del 89% de los festejos mayores en 2020.

La exclusión de la tauromaquia, por eso, señala la Fundación, más que un acto discrecional supone un ejercicio arbitrario expresamente prohibido por la ley en cualquier actuación administrativa, pero más aun en el ámbito cultural donde esta forma de proceder implica, además, un ejercicio de censura.

La Fundación explica cómo esta forma de proceder discriminatoria con la tauromaquia ya se produjo con ocasión de las ayudas a los profesionales de espectáculos taurinos durante el Covid, a los que se les denegó sus prestaciones en decisiones que fueron declaradas nulas por los tribunales, que consideraron que tenían derecho a las mismas.

Por último, el escrito de la Fundación expone cómo la fórmula que utiliza el borrador del Real Decreto para excluir a la tauromaquia de estas ayudas es un artificio que sólo trata de construir una apariencia legal para una decisión tomada de antemano en contra de la obligación legal de fomento de la tauromaquia. Para ello, analiza una a una el resto de las actividades supuestamente excluidas del bono cultural demostrando cómo ninguna de ellas (libros de texto, instrumentos musicales, moda, etc.), realmente podría estar incluidas entre aquellas que se subvencionan y sólo la tauromaquia es excluida realmente a pesar de constituir una modalidad de "arte en vivo, patrimonio cultural y artes audiovisuales" que es uno de los grupos de actividades objeto de ayuda."


Comentarios

Colaboraciones

Entradas populares