No le quedó ni para tomar café

Anécdota Taurina


LUIS MUÑOZ


  

Guarismo del ocho continúa con su sección, "Anécdotas Taurinas", con la colaboración de Luis Muñoz, totalmente altruista, que pretende compartir las historias más taurinas con los aficionados y seguidores de este portal.

Una anécdota curiosa, ocurrió cuando Manuel Rodríguez Sánchez debutó en Madrid ( Plaza de Tetuán de las victorias ) Manuel Narbona fue quien recibió el telegrama que el torero mandó a su madre y corriendo fue a entregárselo, acompañado de Guillermo González Luque que aún no era mozo de espadas de Manuel. Era la primera vez que "Manolete" toreaba con caballos. Entonces su apoderado era Don José Molina.

Llegó "Manolete" de Madrid y se fue al cine con Manolo Narbona. Y otros amigos, pero resultó que el pobre Manolo no le quedaba ni un céntimo, entonces entre su gran amigo Domingo Roca y Narbona tuvieron que pagarle la entrada.

Un joven torero que se jugó la vida dos tardes en Madrid y no le quedó ni para tomar café. Después pagarían con creces las empresas a aquel colosal torero.

PUBLICIDAD


Comentarios

Colaboraciones

Entradas populares