Las corridas de toros

Anécdota Taurina



LUIS MUÑOZ


  

Guarismo del ocho continúa con su sección, "Anécdotas Taurinas", con la colaboración de Luis Muñoz, totalmente altruista, que pretende compartir las historias más taurinas con los aficionados y seguidores de este portal.

A lo largo de siglos, las corridas de toros han estado en peligro de desaparecer, modas pasajeras que jamás lo consiguieron ni conseguirán.

El Rey Carlos III como su padre, Felipe V, fueron enemigos de las corridas de toros y las prohibió por la pragmática sanción del 9 de Noviembre del año 1785.

Su hijo, Carlos IV, las restableció luego de heredar la corona en 1788. Por lo visto era aficionado, como prueba el hecho de que, antes de subir al trono, quisiera construir una plaza de toros en El Escorial, a lo que se opuso el mencionado padre.

Pero años más tarde, por orden de Godoy y cédula del 10 de Febrero del año 1805, las prohibió totalmente, sin excepción alguna.

Mientras exista un ganadero de reses bravas y un niño que coja una muleta, existirá el toreo le pese a quien le pese, y se pongan como se pongan algunos políticos. La fiesta de los toros es el espectáculo más culto que existe.

Comentarios

Colaboraciones

Entradas populares