Los dos vestidos de luces de Óscar Higares

Anécdotas Taurinas



LUIS MUÑOZ

Guarismo del ocho continúa con su sección, "Anécdotas Taurinas", con la colaboración de Luis Muñoz, totalmente altruista, que pretende compartir las historias más taurinas con los aficionados y seguidores de este portal.

Ocurrió en un pueblo de Toledo, el torero Oscar Higares bajó del hotel y al entrar al coche de cuadrillas, el vestido de luces se rajó completamente por su parte trasera. No había tiempo, había que salir corriendo para la plaza. Por la zona donde se rajó el vestido, coserlo era imposible. Por lo que, tapado como pudo con el capote de paseo, y sin realizar movimientos muy bruscos, Higares hizo el paseíllo con su vestido verde botella abierto por detrás.

Mientras, a toda velocidad su mozo de espadas traía desde el hotel a la plaza otro vestido, llegó y, mientras toreaba otro compañero, Oscar Higares se cambió de vestido en la enfermería, saliendo al ruedo vestido de rosa y oro, ante el asombro del público que vio a un torero hacer el paseíllo vestido de verde botella y salir a lidiar vestido de rosa.

Comentarios

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares