La sencillez y humildad de Lagartijo

Anécdota Taurina



LUIS MUÑOZ


  

Guarismo del ocho continúa con su sección, "Anécdotas Taurinas", con la colaboración de Luis Muñoz, totalmente altruista, que pretende compartir las historias más taurinas con los aficionados y seguidores de este portal.

 
A nivel personal, Rafael Molina Sánchez "Lagartijo" destacó por su sencillez y humildad. En cierta ocasión, cuando "Frascuelo" echaba sapos y culebras por la boca contra sus detractores, el Cordobés le susurró al oído:

     - "A ti te va a perder la boca"

Otra vez, a un banderillero que blasfemaba en el patio de cuadrillas, le dijo, mirándole a los ojos:
 
    - "Compadre, si nos engancha un toro dentro de media hora ¿Sería usted capaz de repetir eso mismo a este Señor del que ahora está diciendo tantas barbaridades?
 
Lagartijo era una persona tremendamente creyente. Jamás se desprendió de un escapulario con su Cristo, Jesús Caído, el Cristo de los toreros cordobeses. En su presencia no permitía hablar mal de nadie y menos aún del que él llamaba "Mi Piconero" en honor al cariño que tenía por todos los piconeros de Córdoba, a los que tanto ayudó.
 

Comentarios

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares