Tres orejas en Moralzarzal

Crónica 


Chema Urueña

Saltaron al Ruedo de la localidad serrana de Morarzalzal reses de la ganadería abulense de Los Lastrones para los novilleros José Fernando Molina, Manuel Perera y Leandro Gutiérrez. Tarde cálida en lo climatológico y en el sentir del público. Presentación exquisita del encierro.

El primero de la tarde un novillo colorado saltó al ruedo con mucho poderío y fue recibido a puerta gayola  por José Fernando Molina. Se empleó fuerte en el caballo llevándose unas varas en todo lo alto. En Banderillas el toro se vino arriba lo que hizo que las cuadrillas tuvieran que trabajar. El comienzo de faena genuflexo dio paso a tandas por ambos pitones lo que a la postre le serviría para cortar una oreja.

Fue el turno para el de Badajoz. Un novillero que está pegando fuerte en el escalafón, con mucho oficio y saber estar. Pisó el ruedo un novillo de capa negra zaina de bella estampa al cual recibió a puerta gayola el novillero extremeño, sacándole de dentro a fuera con mucho oficio. En el tercio de quites fue cogido si consecuencias al novillero Leandro Gutiérrez. El novillo se arrancó al caballo con mucha decisión tomando una vara. Se cumplió en el tercio de banderillas. Desarrolló la  faena por bajo, con mucha disposición de Perera ante el noble y repetidor segundo con el que derrochó técnica y colocación. Pinchó arriba la faena. El presidente le otorgó una oreja. Aplausos al de los Lastrones.


Saltó al ruedo el número 32 de nombre Dolor un guapo novillo de capa colorada que fue parado y toreado en el tercio por Leandro Gutiérrez con largos lances para ahormar sus bruscas  embestidas. Arrancada de largo y con decisión al caballo lo que hizo que este fuera derribado. Se desarrolló un buen tercio de  banderillas.  Comenzó su  faena con templanza y torería lo que hizo que el público se metiera en la misma. La suerte suprema se saldó con un pinchazo y una estocada entera lo que valió para pasaportar al astado. Fuerte ovación al novillo en el Arrastre, petición de oreja no concedida dando vuelta al ruedo.


El cuarto de la tarde un novillo colorado ojo de perdiz muy serio y con hechuras de toro  fue lanceado y templado por el novillero albaceteño José Fernando Molona. Cumplió en el caballo con una vara larga. Inició su  faena con poderío y arte  por ambos pitones  calando en el tendido. Buen novillo de los Lastrones. Pinchó en dos ocasión lo que le costó las orejas. Ovación al novillo en su arrastre.


El quinto de la tarde fue otra vez recibido por el extremeño Manuel Perera a porta gayola, salió parado lo que hizo que tuviera que tragar en las líneas del tercio. Cumplió en el caballo. Perera derrochó temple y poderío ante un novillo que se fue apagando lo que hizo que el novillero tuviera que arrimarse muchísimo. Buen novillo de menos a más. Pincho en tres ocasiones y escucho un aviso.


Al sexto de la tarde lo recibió en su capote Leandro Gutiérrez, un novillo precioso negro listón bocidorado  que recibió una ovación en su salida. Fue cumplidor en el caballo y se realizó un buen tercio de  banderillas. El novillo fue de menos a más teniendo que poner el novillero mucho de su parte, templando las embestidas y toreándolo por ambos pitones, la falta de fuerza del astado condicionó un mayor triunfo, media estocada y descabello valieron para que cortara un apéndice.


José Fernando Molina Oreja y silencio
Manuel Perera oreja y silencio
Leandro Gutierrez Ovación con petición y oreja

Comentarios

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares