Juventud, variedad y responsabilidad para el Festival de Chinchón

Noticia



PATRICIA PRUDENCIO MUÑOZ


  
Chinchón presentó a sus vecinos, su tradicional Festival Taurino. El evento estuvo presentado y dirigido por Alberto Bautista, quien inició el acto comentando, brevemente, la historia del Festival.  Tomó el testigo el alcalde de la localidad madrileña, Francisco Javier Martínez, que hizo un llamamiento para que el festival, esta fiesta taurina y cultural no desaparezca.

Los matadores de toros y novilleros pudieron hablar largo y tendido de cómo ha sido su preparación para el festival, así como de su opinión sobre la ausencia de las figuras, siendo estas las que deberían "echar la pata para adelante".

Andrés Palacios comentó el sabor añejo e historia que da forma a este festival, así que espera que en la tarde del domingo todos puedan disfrutar y que los novillos embistan. En cuanto a la ausencia de figuras expresó que es algo conocido por todos, pero que se encuentra en otro tipo de lucha y que gracias a que estas no vienen, ellos pueden estar anunciados. Además, es necesario recordar que Andrés Palacios no es la primera vez que hace el paseíllo en Chinchón, pues ya lo trazó de novillero. 

Álvaro Lorenzo vuelve a este particular coso madrileño después de que en el 2019 le tocara en suertes el garbanzo negro del festival. Para él, es un auténtico placer volver a estar anunciado, un festival que se caracteriza por la juventud de los que componen el cartel. Aunque comenta que ninguno de los que saldrán a la plaza el domingo son figura, puede que alguno consiga serlo en un futuro. Para llegar a ese punto, hay que andar el camino. 

Siguieron los novilleros, por antigüedad, primero tomó la palabra el novillero con caballos Aitor Fernández, que salió triunfador del festival en pasadas ediciones, se ha estado preparando en el campo. Para él, es toda una oportunidad, tal y como se encuentra en estos momentos el panorama novilleril. Por último, aseguró, que las amistades quedarán fuera del ruedo, ya que cada uno peleará por su lugar. 

Siguió el novillero sin picadores, Álvaro de Chinchón, que afronta con mucha responsabilidad este compromiso. Sabe lo que es triunfar en el festival, por eso, cada año pesa un poco más. Está preparado, pues entrena todos los días para estar a punto, al pie del cañón.

En la mesa también estuvo presente Miguel Ángel Moncholi, en calidad de periodista especializado en el sector y como consejero del Centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad de Madrid. Quiso recalcar que en la fiesta de los toros solo hay dos protagonistas, el toro y el torero. Además, quiso mencionar la falta de la figura en el cartel de la edición actual del Festival, porque Chinchón, según explicaba, se lo merece. Sin embargo, quiso dejar este tema a un lado y referirse al festejo del domingo como un día de fiesta, siendo este una manera de desintoxicarse. 

También es importante destacar la intervención del empresario, José Manuel Rozalén, siempre dispuesto y receptivo a responder todo lo que se le preguntaba. Por la ausencia de las figuras quiso decir que no se ha dejado "ni una gota de sudor" por su pueblo, pero que es imposible tratar con las figuras. Piensa que es una auténtica pena, que no "echen la pata para adelante", pero ha configurado un festival para todos los aficionados, con toreros de mucha proyección. De hecho, llegó a reconocer que había planteado otro cartel, pero que las excusas y limitaciones que se imponían acabaron con él. Además, despejó todas las dudas sobre la posible caída de López Simón, pues a día de hoy, está garantizado su sitio en el paseíllo. Culminó su intervención: "Estamos para solucionar problemas no para darlos".














PUBLICIDAD


Comentarios

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares