Daniel Medina, triunfador del II Circuito sin picadores de Castilla y León

Noticia 


GUARISMO DEL OCHO 

Terminó la segunda edición del Circuito de novilladas sin picadores de Castilla y León. Con el apoyo de la Junta castellanoleonesa, la Fundación Toro de Lidia organiza por segundo año este certamen que apuesta por la cantera y que ha transcurrido por siete provincias diferentes de la comunidad hasta terminar en esta final en Fuentesaúco (Zamora). Se lidiaron novillos de Valrubio y Santiago López-Chqves para Mario Navas, Ismael Martín y Daniel Medina.

El jurado decidió que el triunfador de esta segunda edición fuera Daniel Medina, después de cortar tres orejas. Por detrás, en segunda posición, quedó Ismael Martín y en tercer lugar Mario Navas.

Abrió la tarde Mario Navas ante un primero de Valrubio al que paró a la verónica y sacó de uno en uno con la muleta pasajes intensos. Mató de media y paseó una oreja. Comenzó la faena de muleta al cuarto de Santiago López-Chaves por abajo, rodilla en tierra. El novillo tuvo ritmo y movilidad, aunque le faltó transmisión. La lluvia deslució la actuación y los tendidos conectaron por momentos con el de la escuela salmantina. Firmó algunos muletazos con temple y despaciosidad y tras una estocada, cortó otra oreja.

El campeón de la primera edición del circuito, Ismael Martín, cortó una oreja al segundo, de Santiago López-Chaves, después de una faena entregado en la que conectó con los tendidos. Tras una estocada cortó una oreja. Bajo el diluvio saltó al ruedo el quinto, de Valrubio. A la verónica lo recibió Ismael Martín. Daniel Medina firmó un quite variado. Se lució en banderillas Ismael a pesar el peligroso estado del ruedo debido a la lluvia. Se entregó y conectó con el público, sin importar la climatología. Los mejores momentos de la faena llegaron al natural, con muletazos firmes y templados. Dejó media estocada tras aviso y un efectivo descabello y cortó un trofeo. El novillo fue aplaudido en el arrastre.

Daniel Medina desorejó a su primer novillo de López-Chaves después de firmar una faena de menos a más, en la que conectó con los tendidos y tiró de raza para sacar lo mejor del novillo. De rodillas en el tercio recibió al sexto, de Valrubio. Fue volteado sin consecuencias. Siguió lloviendo en Fuentesaúco, pero Daniel Medina inició entregado la faena de muleta con ayudados por alto. El novillo humilló y repitió en los muletazos del de la Escuela de Salamanca, que sin importarle la lluvia y el barrizal del piso, conectó con los tendidos y dejó muletazos templados por ambos pitones. Terminó su actuación con ayudados por abajo. Dejó un pinchazo y una estocada, que requirió de varios descabellos y cortó otra oreja. El novillo fue aplaudido en el arrastre.

Comentarios

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares