Damián Castaño y punto

Reseña


GUARISMO DEL OCHO


  

Cenicientos albergó la segunda corrida de toros de su feria, un festejo que tuvo un nombre propio, por valentía, exposición, entrega, capacidad y mucha verdad, Damián Castaño destacó junto con un ejemplar de Prieto de la Cal, que dejó que el salmantino pusiera el ritmo y el mando. También trazaron el paseíllo Fernando Robleño y Maxime Solera, que no se quedaron atrás, resolviendo con solvencia, oficio y torería las condiciones que pautaban los de su lote. El festejo se saldó con tres orejas, las únicas que cortó Damián Castaño, una en su primero y dos ante el quinto de la tarde.

Cenicientos. Toros de Saltillo, Prieto de la Cal, Barcial, Marqués de Albaserrada, Peñajara y San Martín para Fernando Robleño, silencio y silencio; Damián Castaño, oreja y dos orejas; Maxime Solera, silencio tras aviso y silencio.

FOTO: MANUEL MARTÍN

Comentarios

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares