Bases para la corrida concurso del próximo domingo en Cenicientos

Noticia


GUARISMO DEL OCHO


  


1.- Los toros serán anunciados y lidiados según el orden de antigüedad de sus respectivas vacadas. Tendrán la edad reglamentaria y por tanto no menos de 4 y no más de 6 años, y el trapío suficiente acorde a las características zootécnicas de su encaste y el prestigio del coso de Cenicientos.

Si alguna de las ganaderías anunciadas no pudiera cumplir su compromiso en esta Corrida por inutilizarse la res a lidiar sin tiempo para su sustitución, el nuevo ejemplar perteneciente a otra ganadería entraría en Concurso ocupando el orden y lugar de la anterior, pudiendo optar el referido ejemplar a premio.

Si la nueva ganadería fuera una de las ya anunciadas en esta Corrida Concurso, la nueva res a lidiar quedaría excluida del Concurso.

2.- El primer sobrero, en caso de ser necesaria su participación, también entrara en concurso y su orden de lidia será la del toro sustituido sin tener en cuenta su antigüedad. En ningún caso el matador correspondiente podrá correr el turno.

3.- Sera condición imprescindible que todo toro que aspire al premio, acuda, al menos, tres veces al caballo de picar. Valorando el Jurado, no solo la forma de arrancarse al equino, sino también la forma de empujar en el peto. El no cumplimiento de este requisito inhabilitara a la obtención del premio referido.

4.- Solo se pintará una raya en el ruedo para delimitar los terrenos que ocupan el picador y el toro. Con el preceptivo permiso de la autoridad, el matador podrá ordenar al picador de tanda, que transgreda la raya y realice la suerte donde estime oportuno para, si fuere necesario, demostrar la máxima bravura del toro.

En la tercera entrada, el picador podrá utilizar el regatón. Además, tratara siempre de ejecutar la suerte con la mayor belleza posible, partiendo de las tablas del callejón hacia dichos limites, dando el pecho del caballo al toro y citando con la vara en lo alto.

5.- Para la suerte de varas, solo ocupará su sitio en el ruedo el denominado de tanda, de forma que, el picador que guarda la puerta, estará situado fuera del ruedo. Permanecerá cercano al portón del patio de caballos por si tuviera que intervenir en auxilio de su compañero.

Para dar mayor agilidad a la lidia, durante el arrastre de cada toro, el picador de turno cruzara el ruedo para ocupar el patio más cercano al lugar donde se va a picar. Una vez acabado el tercio, volver al patio de arrastre y se dará por concluida su labor.

6.- La lidia ser dirigida por el matador correspondiente. Este, admitirá sugerencias y opiniones del ganadero que lidie en ese momento y que ocupara una localidad próxima al ruedo.

7.- Por parte de las cuadrillas y de cada matador de toros, deberán de velar para que la suerte de varas se realice dentro de las posibilidades, con igualdad de condiciones para cada animal. A la hora de realizar la suerte de varas deberá de estar solamente el matador, un peón de brega, el picador y el toro.

8.- El presidente del festejo ostentara, como siempre, la máxima autoridad en la plaza, y deberá estar siempre pendiente de las indicaciones que el matador le requiera.

 9.- La corrida constara de un jurado formado que otorgara los siguientes premios: 

* Premio al «TORO MAS BRAVO DEL ENCIERRO», pudiéndose quedar, si las circunstancias lo requieren, en DESIERTO.

* PREMIO AL MEJOR PICADOR, CON TROFEO Y PREMIO ECONOMICO DE 200 €, pudiéndose quedar, si las circunstancias lo requieren, en DESIERTO.

 * PREMIO AL MEJOR LIDIADOR, pudiéndose quedar, si las circunstancias lo requieren, en DESIERTO.

10.- El jurado, a ser posible, deberá estar próximos para aunar deliberaciones. Caso de no ser factible, existirá la figura de un coordinador que recoja el resultado de las votaciones y lo haga público al finalizar el festejo mediante megafonía.

Comentarios

Colaboraciones

Entradas populares