Ferrera, Morante, brillo en Olivenza

Crónica



GUARISMO DEL OCHO


  

Antonio Ferrera lanceó templado y con gusto y ganando terreno. Picó muy bien Antonio Prieto. En banderillas brega el mismo clavando un par Javier Valdeoro, J.M.Montoliú y Fernando Sánchez.  En la muleta le consintió y lo llevó muy templado acariciando las embestidas y toreando francamente bien por el pitón derecho. Por el izquierdo también se gustó. Mató de estocada arriba. 

Morante de la Puebla dejó de presentación una magnífica verónica. Comenzó la faena de muleta con unos ayudados por alto muy toreros. La faena tuvo consistencia y cadencia en los embroques pero le faltó gas al toro para seguir la muleta. El toro terminó echándose en el suelo por falta de  casta. Lo finiquitó tras pinchazo y estocada ligeramente desprendida. 

Ginés Marín lanceó a la verónica con una exquisitez a pies juntos. Con la muleta hizo una faena pulcra y con seguridad a un toro con cierto genio. Le dio su distancia y su sitio dando el medio pecho y embraguetándose en las embestidas.  Toreó al natural de una manera bellísima arrastrando la pañosa por debajo del pitón. Las series se remataban con unos sensacionales pases de pecho, bellísimos, terminó con unas bernardinas de ajuste y compromiso. Mató de estocada arriba. 

Antonio Ferrera no pudo lucirse en el saludo capotero.  En banderillas repitió la acción del toro anterior; el en la brega y sus tres banderilleros clavando un par que fueron obligados a saludar montera en mano. Hizo una grandiosa faena con entrega gusto y llegando al tendido. La faena conjuntado y con temple con ambos pitón.Se tiro a matar dando esa distancia abismal cayendo la espada arriba. 

Deleite y sinfonía en el saludo capotero con unas verónicas que quitan el sentido; hundiendo el mentón, jugando los brazos y cargando la suerte. Comienzo de faena alternando ayudados por bajo con ayudados por alto. La faena tuvo gusto, empaque, torería y rasgos de la tauromaquia gallista a un astado que no repetía las embestidas y por lo tanto había que perder pasos y sacar los muletazos de uno en uno. Pero aún así tuvo emoción y calado. Mató de estocada arriba. Dos orejas

Buenas verónica de Ginés Marín al sexto. Después hizo un quite por chicuelinas muy bello. En la muleta el toro se paró y el estuvo por encima. Lástima la espada. 

Olivenza. Tres cuartos del aforo permitido. Toros de Núñez del Cuvillo para Antonio Ferrera, oreja y dos orejas; Morante de la Puebla, ovación y dos orejas; Ginés Marín, oreja y silencio.

FOTO: FIT

PUBLICIDAD


Comentarios

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares