Sergio Cerezos: "Estar en el banquillo te destruye y te construye"

Entrevista



AITOR VIAN


  

Sergio Cerezos es un humilde matador de toros turolense que continúa perseverando para alcanzar sus metas sin importarle los obstáculos que se le vayan planteando, y es que este torero se encuentra a la espera de oportunidades en uno de esos momentos en los que los toreros pueden afirmar estar toreando mejor que nunca. Los más destacable de Cerezos es su capacidad lidiadora ante cualquier tipo de toro y siempre sin perder el clasicismo en el que cree hasta el final. 2021 lo ve como un año con desilusión y es que si la situación ya era difícil para toreros en su situación antes de la pandemia ahora el problema se ha agravado más si cabe.


¿Cómo afrontas esta temporada?

Con cierta desilusión porque si los toreros que toreábamos dos o tres festejos al año ya era complicado, ahora con la pandemia se nos ha agravado todo, al fin y al cabo las figuras seguirán copando las principales ferias, ellos van a torear lo mismo que en una temporada normal y habrá menos festejos. Ya te digo que veo las cosas con cierta desilusión por la situación que estamos viviendo, pero espero que poco a poco mejore la cosa y llegue esa ansiada oportunidad que buscamos los toreros en mi situación.


¿Han surgido ya los primeros contactos para esta temporada?

Fíjate que los primeros contactos para la temporada surgieron en México, pero debido a la reducción de festejos de allí las cosas se han complicado mucho más. Y aquí en España iba a entrar en Teruel, pero cuando la alcaldesa anunció la suspensión de las fiestas el empresario decidió suspender la feria, sí que es cierto que aquí en Teruel el ambiente suele ser muy festivo y no se concibe el realizar alguna feria sin ser en una época festiva.


¿En qué momento de tu carrera te encuentras?

Me encuentro en un momento profesional muy bueno porque los toreros creo que sacamos nuestras verdaderas formas cuando pasa el tiempo, sobre todo cuando abandonas esas otras formas que todo el mundo te ha podido imponer y tienes esa madurez personal y profesional. Es entonces cuando afloran las ideas innatas que salen del corazón, es muy sencillo, cuando ya no le tienes que demostrar nada a nadie en sí y realmente buscas el demostrarte a ti mismo el sentirte bien sientes que estás toreando mejor que nunca. El saber que tienes algo ahí dentro, que si un día lo consigues hacer en el lugar adecuado te puede cambiar la vida y que además te den la confianza de que puedes hacerlo es vital también.


¿Es duro el banquillo?

No es duro, es durísimo. El banquillo te destruye y te construye, es decir, a muchos el banquillo les ha destruido totalmente. Pero el que cree en sí mismo, tiene ganas e ilusión llega el momento en que construyes una destrucción en una construcción mucho más sólida. La autoestima, el coraje, las ganas… el que supera el banquillo demuestra que confía en sí mismo en el toro y en todo. El banquillo te curte y te hace valorar lo que es estar toreando y lo que es estar en casa pensando que no vas a poder. Cuando se tiene la capacidad de mantener la ilusión te hace fuerte como persona y como torero.


¿Has pensado alguna vez en cambiar el oro por la plata?

Sinceramente sí que lo he pensado alguna vez. Hace poco hablé con algunos compañeros matadores de toros y llegamos a la conclusión de que era algo que se te viene a la mente cuando no estás toreando y quieres seguir vinculado al mundo del toro. Encima sabiendo que tienes cierta capacidad, en mi caso yo banderilleaba de novillero y el hecho de saber que banderilleabas bien te hace pensar que podrías estar colocado con alguna figura viviendo en torero y pasando esos nervios tan bonitos cuando te vistes de luces. Sí que es verdad que en parte esta sociedad te frena a cambiar el oro por la plata porque la gente ve lo que eres en el momento, por ejemplo, lo que a mi me mataba un poco era el pensar que si me hacía banderillero para mucha gente yo ya iba a dejar de ser matador de toros, aunque es cierto que no te va a dar de comer lo que piense el mundo sino lo que tu hagas en la vida pero cuando te ha costado tanto trabajo y sacrificio llegar adonde has llegado lo valoras mucho y piensas en aguantar todo lo que puedas porque es una sensación muy bonita y satisfactoria. Nunca me he puesto en serio a pensar en hacerme banderillero, pero sí que ha pasado varias veces por mi cabeza.


¿Cuál es la fórmula para no perder la ilusión?

No sé si hay alguna fórmula, pero el creer en uno mismo y la convicción en cuanto a lograr lo que uno quiere puede ser la única fórmula que haya. Yo estoy seguro de que cuando uno cree en sí mismo puede con todo, el no desistir hace que pases barreras que jamás imaginaste pasar. Lo que me está sosteniendo a mí es que aún no he tenido la oportunidad de ir a Madrid a confirmar la alternativa, y tampoco me han dado la oportunidad en Valencia, ni en Zaragoza después de haber toreado tanto en Perú, México y España habiendo triunfado en casi todas, pero el saber que tienes esa posibilidad que te puede cambiar la vida es el motor para seguir luchando.


¿Hay rivalidad en el toreo?

Yo creo que antiguamente había muchísima más rivalidad por lo que he podido leer en los libros y ver en vídeos. Ahora yo creo que hay un cierto compadreo que no creo que le venga del todo bien al toreo, porque ese compadreo hace que los toreros se apañen carteles, que no se molesten entre ellos… Aunque siempre habrá alguno que romperá ese molde, pero ahora mismo rivalidad, lo que es rivalidad no la hay como la había antes. Antiguamente si una figura veía que venías arreando te retaba con él en las grandes ferias, ahora muchas veces se lo quitan de en medio. Pero como te he dicho anteriormente la rivalidad la tienes que tener contigo mismo.


¿Hay justicia en el toreo?

No, no hay, eso lo tengo clarísimo. Y no te lo digo desde una situación en la que puedo estar un poquito quemado en muchas cosas. Pero es que ves a compañeros que no han hecho nada y les vuelven a repetir en las ferias porque encajan en el sistema, en un cartel o que son para el público… En función de quien te apodere hoy en día toreas más o menos. En mi caso, en mis últimas corridas en Teruel fui el que cortó la única oreja de la tarde y tampoco me sirvió ni para volver al año siguiente. Por ese tipo de cosas a día de hoy veo que no hay justicia, si un día salgo a hombros de Madrid y veo el resultado a lo mejor te puedo decir que puede haber algo de justicia, pero tal y como veo las cosas ahora mismo no la veo. Justicia en función del sacrificio, de la lucha, de lo que se consigue y de los resultados que vienen a proporción, no existen.


¿Es el miedo el peor enemigo del toreo?

Yo creo que el miedo es totalmente necesario, necesario en todas las facetas de la vida, te hace ser mejor, porque como sabes que ese miedo existe tienes que luchar contra él. Para plantar cara al miedo hay que entrenar y prepararse más, es la única manera de ganarle. El miedo te hace ser mucho mejor, la gente que piensa que los toreros no tenemos miedo se equivoca, otra cosa es que seamos buenos en algo. Porque yo pienso que todo el mundo es bueno en algo pero lo difícil es saber en qué eres bueno. Sinceramente el miedo es un buen aliado para ser mejor cada día.


¿Quién es Sergio Cerezos?

Sergio Cerezos es una persona que lleva luchando toda su vida, desde muy pequeño siempre he tenido las cosas muy claras cuando las tenía que tener. Mi alrededor me intentó destruir diciéndome que adonde iba por circunstancias de la vida, ya no te hablo de lo económico sino por vivir en lugares que no son taurinos y muchas cosas más, eso me hizo construir una fortaleza mayor. Pero siempre he creído en mí, por eso me fui a México y a Perú, porque creía en mí, incluso hasta de novillero con picadores cuando llegué a pensar en dejarlo. Si me tengo que describir me considero un luchador, una persona que nunca se ha dado por vencido como muchas personas y que por momentos he pensado en mandar todo a la mierda con mayúsculas. Pero en mis sueños me visualizaba siempre como matador de toros y siendo feliz, me veía realizado, viviendo del toro. Esos sueños nunca me dejaron caer para seguir luchando hasta que mi corazón me diga que no soy feliz en esto. Una vez tuve la fortuna de hablar con el maestro Joselito que me dijo lo siguiente : ”Si te hace feliz, hazlo”, eso me ha valido para muchísimas cosas en la vida. Mientras la salud me deje lucharé haciendo lo que me hace feliz.

PUBLICIDAD





Comentarios

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares