México y Joselito, caso insólito

Anécdota



LUIS MUÑOZ


  

Guarismo del ocho continúa con su sección, "Anécdotas Taurinas", con la colaboración de Luis Muñoz, totalmente altruista, que pretende compartir las historias más taurinas con los aficionados y seguidores de este portal.
José Miguel Arroyo "Joselito" conoció los desaires mexicanos cuando las faenas no se cuajan "¡Iberia sale a las seis!" se acostumbraba a jalear cuando un torero español no estaba bien. Pero también vivió situaciones de auténtico delirio.

Le ocurrió el día que cortó un rabo en la plaza de toros de México, en la temporada del año 1997. Tal conmoción había en los tendidos, que los aficionados después de sacarlo a hombros y ya dentro del coche, volvieron para llevarlo en volandas hasta el hotel. Joselito se iba quedando sin oro en su vestido de luces, le despojaron de la chaquetilla, estuvieron a punto de desvestirlo y de acabar con la paciencia del torero que comenzaba a preocuparse.

Le esperaban en el hotel su familia y no había dado señales de vida, hizo saber a los costaleros su voluntad de tocar el asfalto, y se lo permitieron después de haberlo llevado a hombros durante dos horas. Fue un auténtico delirio del que Joselito pasó momentos de preocupación. 

PUBLICIDAD





Comentarios

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares