Alejandro Talavante y José Tomás

Anécdotas Taurinas



LUIS MUÑOZ


  

Guarismo del ocho continúa con su sección, "Anécdotas Taurinas", con la colaboración de Luis Muñoz, totalmente altruista, que pretende compartir las historias más taurinas con los aficionados y seguidores de este portal.

Alejandro Talavante siendo un niño fue a los toros de la mano de su abuelo. A quella tarde Toreaba José Tomás y Talavante quiso acercarse a él antes del paseíllo, se coló al patio de cuadrillas y fue una gran impresión para él cuando se encontró frente al torero, José Tomás le hizo un gesto de cariño sonriéndole.

Ya durante el festejo, Talavante se aburría, hasta que salió el tercer toro que le correspondía al de Galapagar. Todo cambio y desde ese momento Talavante quedó cautivado por la Tauromaquia. Para mayor fortuna, al término del festejo, Talavante se acercó de nuevo a su ídolo, que estaba rodeado de jóvenes alumnos de la escuela taurina de Badajoz, todos le pedían capote y muleta. Talavante retrasado miraba al torero y José Tomás miraba al niño diciendo: a aquel si le voy a regalar un capote y una muleta.

Así fue y Talavante llegaría a ser figura del toreo y aún hoy día le impresiona ver a su ídolo.

PUBLICIDAD





Comentarios

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares