Tomás Rufo, la cara; Manuel Perera, la cruz

Crónica



M.M.H. 

Vistalegre celebró una novillada protagonizada por Antonio Grande, Tomas Rufo y Manuel Perera, que lidiaron novillos de El Freixo, novillos de calidad que permitieron el lucimiento de los novilleros.  Antonio Grande toreó con gusto y profundidad, cortó una oreja a su primer novillo y perdió el trofeo con la espada en el segundo. También se vio obligado a matar al sexto, astado que le correspondía a Manuel Perera, pero su gravoso percance al entrar a matar al tercero, le impidió continuar la lidia.  Tomás Rufo paró el tiempo en Vistalegre toreando con lentitud y suavidad extremas. Cortó una oreja a su primer novillo y desorejó al segundo. Manuel Perera mostró toda una declaración de intenciones cortando una oreja de peso a su primer novillo que lo prendió de gravedad.

Antonio Grande abría el festejo parando en su capote a “Travieso” de rodillas en el tercio para después sacarle  a los medios con un lúcido saludo capotero. Tras brindar al respetable, por el pitón derecho y de rodillas comenzó su faena. El novillo humillaba y repetía. Con la muleta puesta tiraba de el logrando una muy buena serie  el novillero se sentía  cómodo y lo transmitía  al tendido, lo llevaba largo. Al natural  el animal seguía con la misma obediencia, Antonio le obligaba por abajo, siguió toreándole al natural con un buen repertorio de su tauromaquia  el novillo respondía. Con manoletinas en rodillas terminó su faena, ser perfiló y logró una estocada entera.

Tomás Rufo paró en su capote a “Notificado” con un lento saludo por verónicas. Tomás brindó al  público y con su mano derecha  y genuflexo, en el tercio, comenzó su faena, sacándole a los medios con torería y despaciosidad. El novillo colocaba la cara. Al natural le llevaba en redondo con mucho temple y torería, con un gran juego de muñecas. Le citaba con verdad, dándole el pecho, le llevaba lejos. El novillo repetía y permitía el lucimiento. Retomó el pitón derecho y con despaciosidad siguió toreando. El animal iba quedándose parado, él lo aguantó con torería. Rufo siguió tirando con toques para terminar su faena, pero ya le costaba pasar, el novillero lo aguantó con las distancias cortas terminando con un desplante final para ir a buscar el estoque. Mató con un estoconazo.

 Manuel Perera se fue a recibir a “Rebujino” a la puerta de chiqueros y lo recibió con el capote a la espalda  toreándole por saltilleras Manuel Perera brindó su novillo  y de rodillas por el pitón derecho en centro del ruedo comenzó su faena, el animal tenía ritmo y embestía, le citaba, le dejaba la muleta puesta el animal acudía presto ligaba las tandas con torería. Manuel le bajaba la mano. Al natural con quietud le giraba la muñeca y le llevaba lejos enroscándose con él, se adornó con pases cambiados por la espalda y en redondo, Manuel se mostraba firme y torero, le llevó sometido cerró faena con manoletinas muy ceñidas y pase de pecho. Se perfiló y fue cogido en el momento de matar de gravedad.

“Comprendido” se quedó emplazado, tuvo que ir Antonio a buscarle y le toreó por verónicas. Genuflexo en el tercio comenzó Antonio su faena sobre el pitón derecho, el animal colocaba la cara lo llevaba en redondo con ritmo adornándose, tenía repetición, con la mano baja tiraba de él, cambio al  natural  seguía tirando de él llevándolo muy cosido a la muleta. Logró buenas series con gusto y profundidad. Se perfiló y pinchó  logrando una buena estocada al segundo intento.

 A “Encapuchado” lo  recibió en su capote Tomás Rufo a la veronica  rematando con una media. Rufó dejo la montera en el tabloncillo en un brindis mudo a su compañero y genuflexo en el tercio sacándolo a los medios sobre el pitón derecho comenzó su faena, lo llevaba con cadencia y torería, parando el tiempo con muletazos de calidad. Le citaba de lejos  para seguir toreando en redondo calando en los tendidos. Al natural el novillo se quedaba más parado, seguía humillando, le daba los pases de uno en uno con gran calidad y despaciosidad, se adornó con un gran repertorio de su toreo cerrando con un desplante en la cara. Tomo el estoque y le remató con unos muy lentos y suaves muletazos, se perfiló hundió una estocada certera.

Antonio Grande recibió a “Nitido” el novillo que debía lidiar Manuel, herido en el tercero y que estaba siendo operado en la plaza, a la veronica con ritmo. Tras brindar a Manuel Perera, por estatuarios comenzó su faena Antonio para seguidamente sacarlo a los medios con torería. Por el pitón derecho llevándolo lejos con giro de muñeca y rematando con pase de pecho cerró una buena tanda. El animal salía rebrincado. Al natural se iba quedando mas parado, tiraba de el de uno en uno. Había que darle un toque fijador fuerte para que arrancara. Retomó el pitón derecho al novillo, que ya le costaba. Antonio intentaba el lucimiento sacando muletazo a muletazo. Tomó el estoque  y lo hundió algo desprendido.

Plaza de toros de Vistalegre. Novillos de El Freixo para Antonio Grande: oreja, silencio, Tomás Rufo: oreja  y  dos orejas . Manuel Perera: oreja

Comentarios

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares