Tarde de triunfos en El Casar

Crónica


PATRICIA PRUDENCIO MUÑOZ


  

El Casar albergó una tarde llena de triunfos en una novillada mixta cuyos protagonistas fueron Guillermo Hermoso de Mendoza, Víctor Hernández y David Martínez, que debutaba con caballos. Se cortaron un total de diez orejas a unos toros de muchas teclas que buscar. El rejoneador se midió a un lote complejo al que había que buscar en sus terrenos, provocándolos para que se encelaran con él. Víctor Hernández se mostró firme, con seguridad ante un lote complejo, pero que al que, totalmente decidido, exprimió. David Martínez debutaba y derrochó madurez ante el tercero y el cuarto, con buen concepto.

Guillermo Hermoso de Mendoza abría el festejo en El Casar, con un toro de nombre "Chicharro". Salió buscón y suelto, sin celo, no lograba encelarlo. Lo intentó pero el rejón de castigo no fue lucido, el animal no se dejó, al segundo intento el rejón quedó arriba, había que buscarle los terrenos. Guillermo provocó a un astado parado y noblón, con el que había que emplearse. Dejó buenos pares de banderillas, en sus terrenos. Salía por arriba, protestando, algo que no frenó a Hermoso de Mendoza, dejando los palos con variedad y distancias cortas. Mató al segundo intento.

Víctor Hernández recibió al primero de su lote con una doble larga afarolada de rodillas en el tercio.  Lo tanteó por abajo en el inicio, sacándolo del tercio, ante un animal que acusaba de quedarse corto. Había que perderle pasos y reconfigurar las tandas. Toreó con firmeza y técnica las embestidas irregulares del animal. Lo citaba muy cruzado, tratando de alargar la embestida, sin evitar que se le quedara encima. Terminó en el tercio, jugando a su favor, pero el animal le volteó sin aparentes consecuencias. Cerró por bernardinas, ciñéndose al astado. Hundió el acero al segundo intento.

David Martínez debutaba con picadores. Saludó de rodillas al novillo, para después levantarse e intentar estirarse con el. Lo recibió en la muleta genuflexo, buscándolo por abajo, con suavidad, obteniendo la atención del astado. Muy plano, con el recorrido justo, cruzándose y midiendo las fuerzas, mimándolo para evitar quedarse sin animal. Lo llevó hasta donde llegaba su brazo, dejándole la mano atrás, con la muleta en el morrillo. Había intención, pero muy poca fuerza ante la mano firme de Martínez. Metió la mano, pero tuvo que descabellar.

Marcaba el ecuador del festejo Guillermo Hermoso de Mendoza, dejando un rejón de castigo temprano a un toro con movilidad y celo. Le costaba seguir al caballo, así que trató de provocarlo hasta sacarlo de las tablas y llevarlo a medios. El animal tenía alguna que otra arrancada que no se dejaba llevar, había que meterse en sus terrenos, envolviéndolo en las banderillas. Hubo empeño por parte de Guillermo, que le exigió. Se adornó con las banderillas cortas y rosas.  Mató en el descabello.

El segundo del lote de Víctor Hernández tomó con brusquedad el capote del espada. El último tercio se iniciaba con una probatura lenta y baja, en la que buscaba la humillación, guiando la embestida con suavidad. Lo llevó con reposo y firmeza, llevándolo lejos, con determinación. Al natural, los vuelos lo obligaban a entrar delantero, toreando con la cintura, dejándole la franela en la cara y tirando del animal para ligar las embestidas. Mostraba el pecho, para después dejar el brazo atrás, girar la muñeca y retomar la continuidad, llevando al animal cosido. Consiguió una estocada entera y certera.

Cerraba la tarde el debutante David Martínez con "Nuevepies", un novillo muy vivo al que le recibió genuflexo, para después sacarlo del tercio, suelto, pero embistiendo decentemente. Lo recibió en los medios, ante las protestas del astado, pasándoselo por la espalda. El novillo endureció algo más la embestida, pero con la continuidad y el ritmo que ya pautaba al principio.  Se cruzó, mostrándole el pecho, muy recto, alargando la embestida. Las teclas que este astado tenía, había que mimarlas y conservarlas, algo que supo hacer Martínez, con poder y determinación. La espada quedó caída con la que el animal dobló.

El Casar (Guadalajara)- Sábado 22. Ejemplares de Hermanos Sampedro y Guerrero y Carpintero para Guillermo Hermoso de Mendoza, dos orejas y dos orejas; Víctor Hernández, oreja tras aviso y dos orejas tras aviso; David Martínez, dos orejas y oreja tras aviso

FOTO: SERGIO RECUERO

PUBLICIDAD


Comentarios

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares