Víctor Herrero: " Soy un soñador de sueños casi imposibles"

Entrevista



AITOR VIAN


  

Víctor Herrero es un humilde rejoneador a la espera de oportunidades que lo pongan en el sitio que tantos toreros sueñan, en la cumbre del rejoneo. Y es que el joven jinete continúa en la búsqueda constante del toreo puro a base de constancia y fe en todo lo que hace. Víctor se encuentra en un momento excelente y ansioso por torear lo antes posible en una temporada que pinta complicada.


¿Cómo has pasado este año en blanco?

La verdad es que no ha sido un año muy distinto ya que trabajo en el campo y no he cesado para nada mi actividad. Continué montando mis caballos de torear y pude disponer de más tiempo para avanzar con los potros nuevos. Y la verdad es que disfruté mucho de torear vacas en casa sin la presión de que tuviera una fecha para debutarlos. Lo que sí se echa de menos es el verte anunciado en un cartel, la mirada del toro y el público, eso sí que se extraña.

¿Si pudieras cambiar algo del pasado lo cambiarías?

No, cada paso aunque haya sido un fracaso, ha supuesto una lección importante para mí.


¿En qué momento te encuentras?

En el mejor, es justo el momento en el que tengo una cuadra de caballos confirmados y otros tres o cuatro con mucha calidad que vienen arreando. Estoy disfrutando mucho de todos ellos.


¿Es complicado ser rejoneador hoy en día?

Si, supongo que como cualquier persona que sea exigente consigo misma, siempre quiera ir a más y tenga claro lo que quiere en la vida, tiene que dar el máximo de sí mismo, trabajando con la ilusión y la confianza en que todo vuelva a la normalidad para poder seguir su camino.


¿Qué caballos de tu cuadra crees que merecen la atención del público?

Ahora mismo creo que mi cuadra no es muy amplia, pero por fin tengo un nombre fuerte en cada tercio. Tengo a “Alebrije”, un potro lusitano del hierro de Carlos Zúñiga que me tiene muy ilusionado, de salida. También está “Glorioso”, del hierro Ascençao Vaz, muy poderoso para primeras banderillas. Está “Ídolo”, también del hierro de Carlos Zúñiga, hábil en terrenos cortos para segundas banderillas. Y “Homero”, hierro de Ascençao Vaz también, es muy expresivo, hábil y con mucho empaque para el último tercio. Diría que son las piezas fundamentales de mi cuadra, que acompañan al resto de los caballos jóvenes me dan una gran tranquilidad de cara a futuros compromisos.


¿Cómo has sustentado económicamente la cuadra este año?

Como todos, aunque como suelo torear un número muy reducido de festejos, no vivo del toreo a caballo. Por las mañanas monto caballos en “Linejo”, finca de la ganadería Montalvo y las tardes las dedico a mis caballos de torear, a varios potros de clientes, y aparte de algunos caballos que tengo en pupilaje. Pero la verdad es que si que se extraña el empujón que dan económicamente esos festejos.

¿Es importante tu familia en tu día a día?

Si, por supuesto. Supongo que es importante para todo el mundo pero en mi caso, mi familia son junto con mis amigos, el equipo que hace que pueda seguir soñando con algún día torear como tengo en mente.


¿Un sueño cumplido?

Un sueño cumplido es cada tarde que toreo o entreno, verme acompañado de mi gente ilusionada con que las cosas me salgan y haciendo un gran esfuerzo por ayudarme sin esperar nada a cambio.


¿Un sueño por cumplir?

Un sueño por cumplir podría ser salir satisfecho conmigo mismo de una plaza de toros con la exigencia que ello conlleva.


¿Quién es Víctor Herrero?

Un soñador de sueños casi imposibles que intenta disfrutar al perseguirlos.




PUBLICIDAD



Comentarios

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares