El torero Marcos de Celis fue un genio incomprendido

Anécdota Taurina



LUIS MUÑOZ


  

Guarismo del ocho continúa con su sección, "Anécdotas Taurinas", con la colaboración de Luis Muñoz, totalmente altruista, que pretende compartir las historias más taurinas con los aficionados y seguidores de este portal.

En el año 1962 actuando en la plaza de toros de Las Ventas de Madrid vestido de grosella y oro viejo, en la lidia de su segundo toro, Marcos de Celis tomó la muleta y espada y comenzó la faena de muleta con la montera calada hasta las cejas, provocando este hecho una sonora bronca monumental. Un público ignorante del reglamento del toreo, totalmente sin razón como recogió la prensa al día siguiente en artículos de cronistas del momento como Cañavate y Zabala etc.

Esta práctica estaba contemplada en el articulado del reglamento, habiendo sido utilizada anteriormente.

Lo que es la vida, años después cuando un día el torero Luis Francisco Esplá rescató el hacer faena de muleta con montera puesta, recibió una fuerte ovación. Madrid siempre fue una plaza que da y quita, unas veces con razón y la mayoría sin ella.

FOTO: COLECCIÓN LUIS MUÑOZ

PUBLICIDAD



Comentarios

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares