¡Ortega, los cuernos, cógele los cuernos que seguro también están pegados!

 Anécdotas Taurinas


LUIS MUÑOZ 


  

Guarismo del ocho continúa con su sección, "Anécdotas Taurinas", con la colaboración de Luis Muñoz, totalmente altruista, que pretende compartir las historias más taurinas con los aficionados y seguidores de este portal.

La siguiente anécdota le ocurrió al diestro José Ortega Cano en una corrida celebrada en la plaza de toros de Aguascalientes (México).

Encontrándose Ortega Cano predispuesto para hacer un quite a la salida del toro del caballo, el astado se encontraba encelado con el jamelgo y el diestro cansado de echarle el capote a la res para sacarlo, dejó el percal y se cogió al rabo del toro para tirar de él. Ortega Cano vivió uno de los momentos más disparatados de su carrera como torero.
 
Al tirar con fuerza, cayó de espaldas sobre la arena con el rabo del toro entre las manos, mientras en el graderío los espectadores no cesaban de reír y gritar:

-¡Ortega, los cuernos, cógele los cuernos que seguro también están pegados!
 
Posteriormente Ortega Cano se enteró de que el toro era un cuatreño colín y que el día de la corrida por la mañana, le habían cosido un rabo postizo para que tuviera mejor presencia.

FOTO: COLECCIÓN LUIS MUÑOZ

PUBLICIDAD



Comentarios

  1. Jajajajaja hilarante y menuda sorpresa se ha llevado Ortega. Gracias por compartir

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares