Manuel Ponce: "Uno se siente torero cada minuto que pasa"

Entrevista 


AITOR VIAN


  

Manuel Ponce es un novillero con picadores de esos que andan en la búsqueda del éxito a través de la constancia y el sacrificio diario. Y es que este joven novillero no pierde la ilusión a pesar de haber sufrido grandes varapalos de esta bonita pero dificultosa profesión. Manuel está dispuesto a darlo todo en cada una de sus tardes, y actualmente se prepara de manera intensa para un 2021 en el que a lo mejor no se torea, dada la complicada situación de la pandemia, y más si cabe para los novilleros con picadores, pero como ya he dicho anteriormente, tiene la ilusión intacta.

¿Cómo has pasado este dificultoso 2020?

Fue un año duro, empezamos la temporada esperando que llegara el verano para poder torear, ya que es el momento fuerte de la temporada, y a lo mejor podría torear algo. Pero por desgracia llegó la pandemia y me descuadró todo, y el resto creo que todos lo hemos visto, muy pocos festejos y muy complicado todo, con lo cual he pasado el año trabajando lo máximo posible y buscando esos huecos para poder entrenar.

¿Cómo mantienes la afición cuando no toreas?

Yo creo que la afición se mantiene siempre, uno se siente torero cada minuto que pasa y eso siempre ayuda, aunque es cierto que hay que hacer ciertos esfuerzos. Pero sobre todo lo que no hay que perder es la fe en que algún día llegará esa oportunidad.

¿Has pensado en algún momento en tirar la toalla?

Nunca he pensado en tirar la toalla, porque el toro te da momentos muy buenos y otros no tan buenos, pero no veo el toreo como una meta por cumplir, creo que ser torero va mucho más allá de si has triunfado en tu carrera o has tenido menos éxito. La clave está en disfrutar y hacer lo que cada uno siente delante de los toros, además de ser feliz, que es vital.

¿Se te ha pasado en algún momento por la cabeza el cambiar el oro por la plata?

Sinceramente nunca lo he visto, es una parte de la profesión que respeto mucho, alguna vez he banderilleado pero es algo que hay que hacerlo con mucha pureza. Admiro muchísimo a todos los toreros de plata, cada uno de ellos que acompañan a su torero hacen un trabajo increíble, me encanta verlos torear y disfruto de todos los toreros tan buenos que tenemos de plata, son auténticos supermen.

¿Es complicado triunfar cuando toreas poco?

Pues sí la verdad, cuando toreas poco es muy difícil triunfar, pero nunca hay que perder la fe porque cuando menos te lo esperas te embiste un toro y toreas como nunca.

¿La pandemia va a frenar aún más a los novilleros con picadores?

Esto de la pandemia tenemos que aprovecharlo, y espero que nos sirva para elevar de nuevo la tauromaquia al sitio que se merece, hay que ser positivo. Aunque seguramente a los novilleros con picadores nos vaya a frenar algo.

¿Es duro el banquillo?

El banquillo es duro, muy duro, te ves solo pero bueno esto es un tiempo de aprendizaje que te pone la vida, pero para salir de él hay que tener fe y ser constante.

¿Con qué sueña Manuel Ponce por las noches?

Manuel Ponce es muy soñador, ahora mismo sueño con seguir trabajando, entrenando y manteniendo la ilusión por ser torero y tener a mi familia el resto de mi vida.

¿Qué promete Manuel Ponce a los aficionados que vayan a verle a las plazas?

Ojalá pudiera prometerles todos los días cortar hasta la pata. Pero como te he dicho anteriormente el toreo es un arte y se trata de sentir de verdad, cuando eso pasa se transmite al aficionado y eso es algo maravilloso. Intento disfrutar mucho toreando y sentirme complacido con lo que hago.

¿Quién es Manuel Ponce?

Manuel Ponce es un joven loco (que así es como me llaman en casa), porque es un soñador y el toreo le lleva loco. Ahora mismo estoy trabajando para sobrevivir y en la búsqueda de momentos para poder coger los trastos y entrenar. Me considero una persona humana y me gusta sentirme bien con todas las personas de este mundo, aportando lo poco o lo mucho que pueda de todas las maneras posibles, al fin y al cabo soy una persona muy sencilla, aunque reconozco que me gusta todo lo que tenga emoción y aventura.

Esto ha sido todo, la ilusión de un joven novillero que continúa por el camino del triunfo, y con el sueño intacto de poder llegar alto. Ojalá el mundo del toro le haga un hueco dentro del escalafón superior.

Comentarios

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares