Descubriendo el campo bravo: Gregorio de Jesús

Especial

PATRICIA PRUDENCIO MUÑOZ


  

La Ganadería Gregorio de Jesús es la protagonista del nuevo especial de Guarismo del ocho, "Descubriendo el campo bravo". Las ganaderías, a través de vídeos enviados en exclusiva por los propios ganaderos a Guarismo del ocho, pretenden acercar el campo a los aficionados y a los que no lo son tanto. Un medio ilustrativo para desvelar todo lo que hay detrás de cada festejo, el trabajo diario, los animales o las instalaciones.

La ganadería Gregorio de Jesús nace en 1975, la crea su padre Gregorio García Solas con reses de Vicente Peris y Domingo Tárrega "El Gallo de Benicasim". Posteriormente, en 1980 y con una sociedad con el ganadero Nadal Mas de Ondara, (Alicante), añadió reses de esta ganadería. Esta sociedad dura cinco años y en las particiones se quedan con las reses de Nadal Mas.

Por lo tanto,  el origen de la ganadería es de pura raza autóctona valenciana. En la actualidad, y debido a los saneamientos se han añadido reses también de ganaderías de Navarra, aunque el 80% pertenece a la ganadería autóctona de Nadal Mas y la Romaneta, de Alicante.

La Ganadería de Gregorio de Jesús posee dos fincas en el término municipal de Sueca. La primera de ellas, la originaria, es la finca El Rafol que se encuentra en la zona arrocera del término municipal. La nueva es la finca Campanar, que es dónde está el grueso de la ganadería.

Son toros altos de agujas, con mucha cornamenta. Los ejemplares de su ganadería son muy astutos, justo lo que se necesita en la Comunidad Valenciana. Son vacas pegadoras y todas tocan los obstáculos, muy ágiles a la hora de subir bajar los obstáculos, tienen mucha movilidad. 

La situación que están atravesando es crítica. En el 2020, solo pudieron hacer un par de festejos populares y desde hace 18 meses, prácticamente, no tienen ningún ingreso económico para poder soportar los gastos de la ganadería.

Para este 2021 tienen las ilusiones puestas en que las vacunas puedan acabar definitivamente con la pandemia. Además, esperan que si no se puede hacer una temporada completa, que se pueda hacer una mini temporada que les permita paliar todas las pérdidas que están teniendo.

El ganadero explica que son unos románticos, que nunca buscan la viabilidad de las ganaderías, porque si el tener una ganadería fuera viable económicamente, no existirían ni el 25%. Gregorio de Jesús, al igual que el resto de ganaderos, es un romántico, lo lleva dentro, lo siente y vive para los animales. Evidentemente, el aspecto económico es importante porque les aporta calidad de vida y bienestar

.



PUBLICIDAD


Comentarios

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares