Apizaco, marcado por el viento, los silencios y los avisos

Reseña


PATRICIA PRUDENCIO MUÑOZ


  

El viento marcó la tarde mixta en Apizaco, la convirtió en impracticable. Se lidiaron novillos de Atlaga, los cuales fueron muy desiguales en apariencia y de condiciones más que aprovechables, derrocharon bravura y clase, aunque siempre se encuentra la excepción sobre la regla, con un ejemplar algo menos manejable e incómodo.

La procesión del silencio se adelantó, tan solo sonaron los avisos. Sin embargo, en la tarde se pudo destacar a Roberto Benítez, que supo buscarle las teclas a su adversario. También recibieron palmas Sebastián Palomo e Hidalgo García.

Ficha del festejo:

Apizaco (Tlaxcala). Novillos de Atlaga para Mario Sandoval, tres avisos; Sebastián Palomo, palmas; Manolo Astorga, silencio tras aviso; Enrique de Ayala, silencio tras dos avisos; Hidalgo García, palmas tras dos avisos; Roberto Benítez, ovación tras aviso.

PUBLICIDAD


Comentarios

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares