Un toque fijador para los aficionados

Artículo

PATRICIA PRUDENCIO MUÑOZ 


  

Estrella Prudencio, propietaria de El Último Toque, apostó por la Tauromaquia para dotar a su negocio de una esencia especial, a la par que única. Ha marcado un toque fijador para captar la atención de los aficionados, unos aficionados a los que dejaban abandonados a su suerte. Por ello, ha sacado a relucir la bravura de la que goza la fiesta, a pesar de la adversidades que esta atraviesa.

En los tiempos que corren mantener un negocio, una empresa, es misión imposible. Los empresarios luchan a capa y espada. A ello hay que añadir que los problemas se multiplican cuando estos deciden dar un paso hacia delante y definirse. Los empresarios como Estrella, que apostó por la moda masculina y cuyo modelo es el propio mayoral de la Ganadería de San Isidro, se les podría catalogar de valientes, pero en este caso es una auténtica heroína. Lo es porque desde su negocio, aporta su granito de arena a la fiesta.

El Último Toque apuesta en su interior por un ambiente taurino acogedor y entrañable. Ahora, poco a poco ultima su decoración exterior y por ello ha inaugurado, cual cartel abriendo Feria, su propio rótulo.





PUBLICIDAD


Comentarios

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares