El matador de toros que desafió a la presidencia

Anécdotas Taurinas


LUIS MUÑOZ 


  

Guarismo del ocho abre una nueva sección, "Anécdotas Taurinas", con la colaboración de Luis Muñoz, totalmente altruista, que pretende compartir las historias más taurinas con los aficionados y seguidores de este portal. 

Con fecha 10 de Octubre del año 1926 se celebró, en la plaza de toros de Las Arenas de Barcelona, una corrida de toros en la que los diestros Matías Lara "Larita", José Roger "Valencia" y Enrique Cano “ "Gavira", dieron cuenta de seis toros de la legendaria ganadería de Miura.

Sin embargo, estos tiraron a mansos, tanto por su mansedumbre como por la preocupación con que siempre se lidiaba y se lidia esta divisa. La corrida en cuestión no divirtió al público, pero Larita cortó una oreja al cuarto toro, y no precisamente por aclamación, sino a petición propia. 

Terminada la faena, el diestro saludó al presidente, se encaró con él exponiéndole que su faena era merecedora de una oreja. Sin embargo, como el presidente no encontraba mayoría de pañuelos en los tendidos, Larita se sacó del bolsillo del chaleco un pañuelo blanco y se puso en mitad del ruedo a agitarlo mirando a la presidencia, sumándose así a los pocos espectadores que hacían lo mismo. 

Dicho presidente, que por lo visto era un "Chuflón", accedió a la demanda, con gran satisfacción de Matías y sus seguidores. La oreja subió al escalafón de matadores de toros. 

Este caso fue, es y será único en la historia del toreo.

Al Miura y al loco, de lejos mírale el moco.

 


FOTO: COLECCIÓN LUIS MUÑOZ


PUBLICIDAD




Comentarios

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares