Descubriendo el campo bravo: Juan Manuel Criado

 Especial

PATRICIA PRUDENCIO MUÑOZ


  


La Ganadería Juan Manuel Criado es la protagonista del nuevo especial de Guarismo del ocho, "Descubriendo el campo bravo". Las ganaderías, a través de vídeos enviados en exclusiva por los propios ganaderos a Guarismo del ocho, pretenden acercar el campo a los aficionados y a los que no lo son tanto. Un medio ilustrativo para desvelar todo lo que hay detrás de cada festejo, el trabajo diario, los animales o las instalaciones. 

la ganadería nace en 1994, cuando Juan Manuel Criado compra la mitad de la ganadería de Luis Algarra mediante sorteo. Su procedencia es puro Luis Algarra, con  introducción puntual de algún semental de Jandilla, Daniel Ruiz y Juan Pedro Domecq. El hierro coge antigüedad un 15 de agosto de 2001 en Madrid, una tarde en la que se acartelan Manolo Sánchez, José Luis Moreno y Alfonso Romero, con una oreja por coleta.

Los ejemplares de Juan Manuel Criado pastan en la finca de Coto mayor de Vera, que se ubica en el término municipal de Mérida en la provincia de Badajoz.

En el comportamiento de sus toros, dada su procedencia, destacan la calidad en sus embestidas, algo muy marcado y que siguen manteniendo. Además, tienen unos caracteres muy marcados, que desde la ganadería han ido fijando y seleccionando, como  la fijeza, la obediencia, la entrega o las embestidas templadas.

Explican que en los últimos años han intentado sumar mayor profundidad en las embestidas, con caracteres como la humillación, la flexibilidad o el ritmo sostenido de inicio a fin. Para eso hace falta mucha bravura. 

La situación actual no les ha afectado tanto como a otras ganadería, pues les ha cogido en unos años de transición. Dejaron de lidiar corridas de toros y se dedicaron a mirar en el interior de la ganadería, así como en sus libros genealógicos, en busca de esa profundidad que encontraron mediante nuevos sementales, reatas, etc. 

En la temporada 2020 lidiaron un festival en La Flecha en el que El Rafi indultó a "Cerecillo". Tenían otra novillada cerrada, pero el avance de la pandemia imposibilitó que se llevara a cabo. Aseguran que para este 2021 se centran en las cuatro novilladas que tienen, dos picadas y dos de erales, pues su vuelta a las corridas de toros no será hasta el 2022. 

Pero seguir un año más así es inviable para toda la cabaña brava. Para ellos también lo será si no lidian esos cuatro festejos pendientes de esta temporada. Al fin y al cabo, tal y como nos trasladan desde la ganadería, esto se trata de llevar al animal hasta los cuatro años y poder lidiar corridas de toros, por lo que ellos disponen de ese margen de poder dejar animales hasta el próximo año, que ya tenemos preparadas tres corridas de toros.

Además, explican que el sistema está mal planteado, así es insostenible. Las ganaderías son muy amplias y la gente debería adecuarse a la demanda de animales, ya que la oferta está disparada. Esto les perjudica a todos y por ello deberían adaptarse.

Por el momento, Juan Manuel Criado no tiene en mente la posibilidad de eliminar vacas, tienen un total de 150 de vientre y con menos sería imposible existir. Se mantendrán, mirando al futuro con mucha ilusión, con la esperanza de ver los nuevos productos que están llevando a cabo, así como los matices que tanto buscan en sus animales.  

 


 PUBLICIDAD


Comentarios

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares