Morenito de Aranda: "Quiero torear, pero lo que yo quiera"

 Entrevista


JAVIER ESPADA ROMÁN 


  

Morenito de Aranda (1985) saborea el toreo de una manera distinta tras quince años de alternativa. Lo hace con la madurez, el poso, el conocimiento y las nuevas formas toreras que son fruto del paso del tiempo. Sin perder su esencia de torero y siempre en comunión con la tauromaquia, se asoma al mundo del toro desde otras perspectivas que le hacen crecer personal y profesionalmente, como la de ganadero o consejero del novillero Tomás Rufo, con quien entrena a diario y en quien tiene depositadas muchas ilusiones. Ahora, para hacer frente al virus que nos ha cambiado la vida a todos, pero también al virus de ir a la contra de la tauromaquia, tiene una receta clara, unidad de acción y defensa con pasión del toreo. 

El mundo del toro sigue de luto tras la conmoción de la noticia del fallecimiento de Pablo Lozano. Este coronavirus arrasador también ha segado la vida de uno de los taurinos más importantes de los últimos años en todas las facetas. Así lo reconoce Morenito de Aranda, para quien Pablo Lozano “es uno de los pilares del toreo de los últimos tiempos”. “Ha sido un crack en todo, ha visto toros y lo ha hecho bien, ha sido empresario y lo ha hecho muy bien. He compartido conversaciones con toreros a los que ha apoderado y todos hablan cosas muy bonitas y, personalmente, la oportunidad que he tenido de estar a su lado en días que he ido a tentar a su casa he disfrutado mucho y siempre me he ido con una reflexión” expone el diestro burgalés.

Tras el reconocimiento y homenaje a Pablo Lozano, Morenito recapitula los planes que se fueron al traste de una ilusionante temporada, que al final no pudo ser. Para celebrar sus quince años de alternativa estaba anunciado en Madrid en la fecha emblemática del 2 de mayo y se había planeado algo “muy bonito” para Burgos, aunque al final “todo se desvaneció”. Sin embargo, Morenito ha celebrado sus quince años de alternativa en su interior. “He seguido yendo al campo y estoy viviendo la carrera de Tomás Rufo, al final Morenito de Aranda es torero por encima de todo y hasta que esté en este mundo seguirá siendo así”.

La temporada no se ha quedado en blanco gracias al ya lejano compromiso de Ávila, que significó la vuelta de los toros tras el confinamiento y la única corrida de toros de esta campaña para Morenito, con astados de Adolfo Martín. “Fue una corrida de toros seria en una plaza en la que no había tenido la oportunidad de torear. Di una imagen muy importante de un Morenito con el mismo concepto, pero con más poso en su toreo porque los años deben servir para ganar en conocimientos y en formas toreras” explica el matador de Aranda de Duero.

"Tengo ilusión por torear, pero quiero vivirlo a mi manera. Quiero torear, pero lo que yo quiera". 


Quince años de matador de toros dan para mucho y en el caso de Morenito las tardes para el recuerdo durante su carrera han sido varias. Quizá la más importante sea la del dos de mayo de 2015 en Madrid, una salida a hombros con toros de Montealto, pero “ha habido muchas más”. Jesús Martínez, así se llama, destaca su encerrona en Burgos con toros de Adolfo Martín porque “fue una tarde de mucha entrega y de sacar lo máximo” y tampoco se olvida de otras tardes en Madrid en las que ha rozado el triunfo de la puerta grande.

Pese a todo el camino recorrido, Morenito de Aranda tiene aún muchas cosas que decir. En una etapa en la que ha alcanzado un alto grado de madurez, el torero se sincera: “Tengo ilusión por torear, pero quiero vivirlo a mi manera. Ahora, con Tomás, parece que reverdece la ilusión de los inicios y de la competencia. Sigo entrenando con la misma pasión y tengo claro que quiero torear, pero lo que yo quiera”.

Su vínculo con el novillero de Pepino, Tomás Rufo, es bastante fuerte. Entrenan juntos a diario y los dos se retroalimentan el uno del otro. Hacia él solo tiene buenas palabras y muchas ilusiones depositadas porque “lucha continuamente día a día y tiene una atención entregada al toreo”.

Desde hace unos años, Morenito de Aranda explota su faceta como ganadero con su proyecto, Toros de Castilla, una ganadería ubicada en el término municipal de Oropesa (Toledo), donde pastan casi un centenar de vacas. El origen de la ganadería es Núñez, tras una adquisición que se hizo a El Retamar, aunque posteriormente se han incorporado sementales de “Los Eulogios” y de “El Tajo y la Reina”, propiedad de Joselito y Enrique Martín Arranz. Pese a que se muestra ilusionado con un proyecto especialmente de futuro, aún rechaza dar el paso de lidiar sus animales en festejos mayores, al menos mientras esté en activo como torero. “Para este año teníamos erales y añojos que, de momento, sólo quiero lidiar en festejos menores” explica Jesús Martínez.


"El virus de ir a la contra de la tauromaquia es muy fuerte y la única solución es estar cada vez más unidos entre nosotros"

Ahora, junto al resto de los ganaderos de bravo de Castilla- La Mancha, busca visibilidad para poner encima de la mesa el problema que tienen que afrontar después de que el gobierno regional haya rechazado darles algún tipo de ayuda económica, convirtiéndose en la única comunidad autónoma en la que no se aprobará este respaldo monetario. “Es un año terriblemente desastroso para todos, pero especialmente para un sector como este. La ganadería tiene muchos valores que tienen que ponerse en alza y nosotros vamos a seguir luchando porque hay mucha presión de los ganaderos y hay que dar visibilidad al momento que estamos pasando”.

En este rechazo de las instituciones tiene mucho que ver la extensión de otro virus que corre actualmente como la pólvora entre determinados sectores de la sociedad. Se trata del virus de ir a la contra de la tauromaquia, “un virus muy fuerte para el que la única solución es estar cada vez más unidos entre nosotros” pronostica el diestro. “Estamos llegando a situaciones inimaginables, es increíble que se discrimine de la manera en la que se está haciendo a todos los profesionales taurinos, hay mucha gente que no tiene para comer y se han quedado totalmente parados. Los ataques al toreo son vergonzosos”, sostiene Morenito, que se irritó especialmente con las últimas declaraciones del Ministro de Cultura porque, en su opinión, “la tauromaquia es cultura y sin entender esto, no puedes ser Ministro de Cultura”. Para Morenito, la receta para derrotar a este virus es clara, “una defensa con pasión de la tauromaquia en la que estemos todos unidos”.

"No nos podemos quedar pendientes de lo que pueda pasar, de que haya una vacuna y todo se solucione, hay que moverse y poner todos de nuestra parte" 

Sobre dos temas polémicos de los que se ha hablado mucho durante toda la temporada, como los indultos y la “reconstrucción”, también se pronuncia Morenito. Acerca de los indultos, como ganadero deja claro que “en el equilibrio está la virtud y que el toro indultado debe estar muy por encima de la media, pero que la fiesta de los toros es del pueblo, por tanto si la gente se vuelve loca de pasión y pide mayoritariamente el indulto porque se ha emocionado, hay que respetarlo”. Sobre la reconstrucción, reconoce que quizá las cosas no se han hecho de manera perfecta, pero agradece y valora el paso que ha dado la Fundación del Toro de Lidia y el canal Toros porque “era una situación muy difícil y costaba mucho empezar”. “Se podía no haber hecho nada, pero se ha hecho esto y está teniendo buena imagen. Si uno da el paso y se equivoca, al menos ha dado el paso”.

Por último, Morenito pronostica una complicada temporada 2021. “Me gustaría que empezara todo con normalidad, pero se avecina un año difícil. Pero lo que tengo claro es que el sector tiene que luchar para que el toreo siga brotando. No nos podemos quedar pendientes de lo que pueda pasar, de que haya una vacuna y todo se solucione, hay que moverse, dar ideas, trabajar y poner todos de nuestra parte”, sentencia el espada burgalés.

 


FOTOS: PRENSA MORENITO DE ARANDA

Comentarios

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares