El poso de Morenito, el sabor de Emilio De Justo

 Crónica 


JAVIER ESPADA ROMÁN


  


Emilio de Justo interpretó esta tarde en Estepona el toreo al natural de verdad, sin engaños, sin medias tintas. Cuajó al gran cuarto de La Quinta toreando encajado de riñones por el pitón izquierdo, trazando naturales profundos con el compás abierto en el sitio en una faena que caló profundo en el tendido y que emborronó por su labor por la espada. Antes, Morenito de Aranda había firmado una faena importante de dos orejas ante el tercero, humillador y con fijeza, pero encastado y exigente, y premiado con el pañuelo azul de la vuelta al ruedo. Escasa historia que contar tuvieron los dos primeros en una buena corrida de La Quinta que rompió a partir del ecuador. 

Recibió Morenito de Aranda a "Mielero" estirándose a la verónica con un buen juego de brazos. Por el mismo palo, pero con más profundidad toreó el burgalés con el capote en su turno de quites. Comenzó trasteo pegado a tablas para salirse con torería a los medios con el de Santa Coloma. Con suavidad trató Morenito a un toro que echaba la cara a media altura al final del muletazo, saliendo desentendido y desluciendo mucho la actuación del burgalés. Sin opciones de lucimiento, se fue a por la espada y la enterró en el segundo encuentro tras un pinchazo. Tuvo que utilizar el estoque de cruceta. Oreja.

Con mucho gusto toreó por verónicas Emilio de Justo al segundo en el recibo, rematando con una media a cámara lenta y muy por abajo. Destacó Germán González en varas con un buen puyazo. Por doblones se sacó De Justo al toro a los medios desde el tercio. Por el pitón derecho, tapando las salidas y ligando los muletazos se puso a torear el extremeño ante un toro andarín y gazapón. Lo vio claro De Justo y de manera sorprendente se fue a por la espada muy pronto. Enterró el acero en la primera entrada. Oreja.

Aplaudido de salida fue el tercero, de nombre "Peluquín", que colocó la cara abajo en el capote de Morenito de Aranda. Verónicas se seda rematadas con una media muy por abajo firmó el de Aranda de Duero en el turno de quites. Embistió por abajo el de La Quinta en la muleta de un Morenito que intentó llevarlo por abajo en series logradas por el pitón derecho perdiendo pasos para ligar los muletazos de cada tanda. También lo toreó por el pitón izquierdo, alargando el trazo de los naturales cada vez más, manteniéndose en el sitio y con remates muy toreros. Duración, fijeza y humillación demostró el exigente tercero hasta el final. Enterró Morenito la espada en suerte contraria al primer intento. Dos orejas y vuelta al ruedo para el de La Quinta. 

Empujó con la cara abajo en una larga pelea en varas el último de la tarde en el peto de Juan Bernal. Inició faena para firmar una de las series más toreras de la tarde por el pitón izquierdo para después seguir toreando, llevando al de La Quinta largo y por abajo, abriendo mucho el compás. Le bajaba el extremeño la mano, pero no excesivamente, pues el astado perdía las manos si la muleta de Emilio de Justo iba muy por abajo. Encajado y toreando con los riñones, firmó los naturales uno a uno, dándole tiempo al toro de La Quinta. Muy de verdad estuvo Emilio de Justo durante toda la faena, que cerró toreando a placer al natural, gustándose y disfrutando con el toro. Perdió los trofeos por el mal uso de la espada. Vuelta al ruedo y ovación para el toro. 


Plaza de toros de Estepona (Málaga). Gira de la Reconstrucción. Toros de La Quinta para Morenito de Aranda, oreja y dos orejas, y Emilio De Justo, oreja y vuelta al ruedo. 


FOTO: TWITTER EMILIO DE JUSTO 

Comentarios

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares