López Simón desoreja al cuarto en Antequera

 Crónica



PATRICIA PRUDENCIO MUÑOZ 


  

El quinto festejo de la Gira de Construcción se cerró con un total de cuatro orejas, siendo López Simón el claro triunfador de la tarde tras desorejar al segundo de su lote. Los de García Jiménez dejaron matices de clase, con una embestida uniforme en la que se dejaban llegar con los vuelos de la muleta, aunque con faenas de más a menos. El Fandi bordó los primeros tercios, dejando compases bien abrochados con la franela, muy fiel a su estilo. Alberto López Simón toreó en largo, con clase y mucha despaciosidad, mimando las embestidas de su lote, adornándose y llevándolos en corto.

"Carcelero" abría la tarde en la larga cambiada de rodillas con la que le recibió El Fandi. Con suavidad y remates por abajo intentó encelarlo al tiempo que lo sacaba a los medios a cámara lenta. Tras un intenso y lucido tercio de banderillas, el diestro iniciaba el último tercio, genuflexo, pegado a tablas. Embestía con gracia y movilidad, pero había que gobernarla y dirigirla. Había obediencia en los terrenos propicios, lindando en el tercio. En ocasiones, pegajoso, había que parar y reestructurar las series evitando que tocara la tela y se descompusiera. Decidió sacarlo más a los medios y torearlo sobre el pitón derecho, acometiendo con calidad, una calidad que se apagaría al ver las tablas. Fue mérito de El Fandi, que supo templar con poder, aunque sin evitar las miradas del de García Jiménez. No estuvo certero con los aceros.

Alberto López Simón recibió al de Olga Jiménez, "Catavino", también con movilidad y buen ritmo en el capote. Tras un emotivo brindis al El Fandi, se dispuso con la muleta genuflexo, tanteándolo por ambos pitones, evitando las tablas, donde más apretaba el astado. Lo quiso sacar y sobre el pitón derecho empezó a torear, llevándolo muy por abajo y con desmayo, aunque la embestida cambiante de "Catavino" cambiaba las formas de López Simón. Tuvo que perderle pasos, llevando a un toro ensimismado en la franela, la cual tenía que ocultar y mostrar para ralentizar los tiempos, templándolo. De nuevo en el tercio, le daba amplitud con el toreo al natural, dejándole los vuelos en el morrillo, llevándolo muy metido y cosido, aprovechando su movilidad, que colocaba con clase la cara en los muletazos. Su querencia marcó el final de la faena. Mató con acierto.

"Virrey" marcaba el ecuador del festejo en la capa de El Fandi, que lo recibió de rodillas con una larga cambiada para después abrir el compás y sacarlo a los medios. No defraudó en banderillas, clausurando el tercio con dos pares de banderillas, dejando un total de ocho palos. Lo quiso recibir en la muleta de rodillas, probándole por ambos pitones para seguir muy despacio y con clase. De nuevo había mucha movilidad en el toro, que se dejaba llevar hasta el final, intentando vaciar su embestida, al tiempo que El Fandi lo templaba. Lo llevó en largo, alargando el natural, dándole salida y recogiendo el morrillo para devolverle hacia un nuevo muletazo. El viento complicaba su labor. Había fijeza y se enroscó con él, en una serie que no tenía final, derrochando calidad con continuidad y colocación por el pitón derecho. Pinchó para después matar con acierto.

Cerraba el quinto festejo de la Gira de Reconstrucción "Ateo", con el que López Simón se estiró en el salud capotero. Lo recibió en la franela de rodillas toreándole en redondo sobre el pitón derecho, ciñéndose a las tablas. Obedecía con sutileza metiendo bien la cara y planeando en la tela, sobre el arrastre lento y suave de López Simón, que le bajó la mano. Acompañó toda su embestida hasta el final, vaciándola, llevándolo en largo, para que en la muerte del natural le girase la muñeca y le devolviera a la tela, siempre con los vuelos en el morrillo. "Ateo" se vino a menos. Lo probó por el izquierdo, con tandas menos fluidas en las que se midió más y se quedaba más corto. Concluyó con lucimiento y distancias cortas. La suerte suprema se ejecutó en dos tiempos.

Jueves 8 octubre. Antequera. Toros de García Jiménez para El Fandi, ovación y oreja tras aviso; López Simón, oreja y dos orejas.

FOTO: ELSOLDEANTEQUERA

Comentarios

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares