Maneras y maneras

 En directo



PATRICIA PRUDENCIO MUÑOZ


  

Úbeda albergó el cuarto festejo de la Gira de Reconstrucción. Una tarde que supo a poco, pues los de Daniel Ruiz no dieron el juego esperado. Paco Ureña se empeñó en sacar faenas y expresar su raza frente adversarios que no estaban a la altura. A Isiegas le faltaron algunos festejos para tomar soltura, pero demostró buenas maneras y buen hacer, a pesar de que en algunos casos no jugara a favor de su lote. 

"Tirachinas" y Paco Ureña abrían el festejo en Úbeda, despojando al diestro del capote. El de Lorca empezó de nuevo, muy ceñido, el pero el animal seguía soltando derrotes secos, apretando, escarbando y muy reservado. Se arrancó desordenado para entrar en la franela y probarle genuflexo por ambos pitones, siempre sin curvar su embestida. El de Daniel Ruiz tenía muy poco que mostrar, descompuesto y descoordinado en los cuartos traseros, Ureña intentaba suavizar aquellos derrotes y medias arrancas que no trasmitían. El diestro lo puso todo, trazando una faena prácticamente imposible, se metía por dentro, por lo que intentó abrirle y muy lento embaucarle en el engaño, pero sin evitar que le pasara la cara por encima del estaquillador. No estuvo certero con los aceros, no ayudaba el de Daniel Ruiz.

Jorge Isiegas recibió en el capote a "Rebujano", que en un inicio salió suelto aunque acometiendo con pulcritud, metiendo bien la cara permitiendo que el diestro se luciera. Isiegas lo quiso tantear genuflexo, buscándole por abajo, pero muy despacio. Se decidió por el pitón izquierdo, pero la obediencia no fue su fuerte, así que sin continuidad diseñó series de natural en natural. Aprovechó los vuelos de la franela, enganchándole delantero y llevándole hasta final, alargando su embestida, toreando a media distancia pero con mano baja. Debía evitar que le tocara el engaño y que este se sintiera podido, pues se volvía algo más bronco, desluciendo. Había más temple y mucho empeño por parte del diestro, jugando con los terrenos, el tiempo, el sitio y el natural iniciado con el pico. La espada quedó contraria, pero con perfecta ejecución.

Paco Ureña paró a "Tirano" en el tercio, llevándole con templanza a los medios a la verónica rematando con una bonita media. Inició la faena por ayudados, cerrando con un remate por abajo. Siguió mostrándose, muy de verdad, con izquierdazos de calidad y templados que volvía a suavizar las embestidas del segundo de su lote. Salía del natural con algún que otro derrote seco y deslucido que obligaban a Ureña a perderle pasos. Acortó distancias en mitad de cada serie para encontrar aquella ligazón que llevara de vuelta al astado a la muleta. La dignidad, la técnica y mucha torería impregnaban la faena de la Tauromaquia de Ureña, que no se pudo expresar en su totalidad. Le faltó motor y obediencia, no se le podía llevar la contraria, pero no acortó su faena. Arriesgó en los últimos compases ante un toro de continuas miradas. La espada volvía a fallarle a Ureña.

"Morisqueto" cerraba la tarde, en las manos de Jorge Isiegas, quien lo frenó y enceló, estirándose con el capote. Comenzó la faena genuflexo en el tercio probándole por ambos pitones para estirarse y seguir toreando con la derecha tirando de un animal parado. Decidió cambiarlo al pitón izquierdo intentó  llevarlo lejos con muletazos templados de uno en uno, abrochando con pase de pecho. Tomó la muleta con la derecha el toro no acude al cite no responde, volvió al pitón izquierdo. Isiegas no desfallecía, tenía buena colocación  y buen trazo en sus muletazos, pero no había lucimiento con un animal asi sin repetición. Le colocó en suerte y tras pinchar dejó un pinchazo hondo que le llevó a descabellar en varias ocasiones, mientras escuchaba un primer aviso.


Úbeda. Toros de Daniel Ruiz para Paco Ureña, aplausos tras dos avisos y aplausos; Jorge Isiegas, oreja.

FOTO: @DELGADOYMOYA

Comentarios

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares