La sosería eclipsó el toreo

Crónica 


PATRICIA PRUDENCIO MUÑOZ 



Las de Fermín Bohórquez no dieron el juego esperado. La sosería se apoderó de la tarde, la excepción fue Esaú Fernández que en las distancias cortas quiso conquistar la plaza de toros de Consuegra. Su poder sobre el sexto de la tarde, con dominio, estuvo muy por encima del de Bohórquez. Ana Rita quiso destacar esmerándose en banderillas, arriesgando. Quiso imponerse pero fue poco eficaz. Eugenio de Mora, sin embargo, pasó por Consuegra sin pena ni gloria, sin mucho que añadir a los desclasados y soso astados.

Ana Rita comenzaba el festejo recibiendo a Negro sobre Fantástica,  le costó comenzar a embestir. Tras el primer rejón tomó tranco el animal. Con Homero siguió toreando y colocando banderillas, el caballo siempre le daba la cara al toro y tiraba de el con la grupa. Cambió la cabaldagura y se adornó en la cara de Negro con Favorito con el que le colocó un buen par a dos manos. Sobre Fandi ejecutó la suerte del caracoleo  colocando tres banderillas. El rejón de muerte se ejecutó a toro parado.

Eugenio de Mora recibió a "Bohemio" con un saludo lento, por abajo sujetando unas embestidas breves en sus inicios.  En la franela lo tanteo a media altura, pero sin lucimiento. No obedecía al cite, así que recurrió al sitio y el tiempo, sin agobios. Pasaba con la cara alta y culminaba los naturales con derrotes secos, quedándose muy encima. Soso y sin clase, los naturales de Mora carecieron de gusto, no había expresión. La espada ayudó a cortar la oreja.

Esaú Fernández inició el saludo capotero con una larga afarolada de rodillas para después seguir aprovechando su reducida movilidad hasta sacarlo a los medios y rematarlo de rodillas. Lo recibió en la muleta de rodillas, someriendole en exceso por abajo y perdiendo las manos. Perdiendo pasos y retomando las series intentó configurar una faena decente. Se rajó, se paseaba sin interés con la cara por encima del estaquillador. No había opción. Mató como pudo.

Ana Rita marcaba el ecuador del festejo montada sobre Inventor, paró a Sediento que no mostraba mucho interés, aunque tenía una bonita embestida. El primer rejón le cayó bajo, modificando su embestida. Cambió de cabalgadura subió sobre  As de Ouros con el que inició el tercio de banderillas templando al toro con vistosidad, dejando una ultima banderilla más lograda, pues a las otras les faltó buena colocación. Subió sobre Jaguar para seguir con las banderillas citando de frente a Sediento. Fandi y Ana Rita siguieron poniedo banderillas en el coso de Consuegra luciendose con el paso español  para colocar banderillas cortas. El animal tardó en doblar. 

Eugenio de Mora recibió al segundo de su lote, Oportuno, con un saludo de brega en el que le frenó e intentó encelar. El ulrimo tercio lo iniciaba genuflexo  buscándole por abajo, acentuando unas condiciones que el de Fermín Bohórquez  ya dejaba ver. Metía la cara con despaciosidad, pero con fuerza y movilidad limitada. Le faltó compás, aunque Eugenio alargó su embestida, mostrándole la salida, pero recogiendo su vuelta a la franela. Quiso transmitir, dejar huella en un tarde ahogada en la sosería. Le llevó ayudado de un buen toque fijador y su voz. El animal fue a menos. Mató sin acierto y recurrió al verduguillo.

Cerraba la tarde "Indulto" en las manos de Esaú Fernández. El saludo fue inexpresivo ante la escasa fuerza y movilidad del último. Nulo  sin opciones. Esaú se empeñó en hacer faena con un toro que no la tenía, le mostró el pecho y toreó con mucha verdad. Derrochó disposición, aunque sin una respuesta a la altura del de Fermín Bohórquez. Se giraba y miraba, quedándose corto. El diestro quiso añadir emoción a la tarde, así que acortó las distancias, quedándose con él  llevándolo muy cosido, sin quitarle la muleta. Demostró poder Esaú Fernández. Tardó en caer pero mató con determinación.

Consuegra. Toros de Femín Bohórquez para Ana Rita, oreja y oreja; Eugenio de Mora, oreja y silencio; Esaú Fernández, ovación y dos orejas.

Comentarios

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares