Luque sentencia y se reafirma

Crónica



GUARISMO DEL OCHO  


  


Daniel Luque al primero de Núñez del Cuvillo loecibió con temple a la verónica. Hizo un quite muy ajustado por chicuelinas, donde se pudo comprobar el buen tranco del toro. Faena muy bien estructurada desde el principio. Buenas las tandas en redondo por el pitón derecho con temple  y buenos remates. La entrega y la nobleza del toro se mantuvieron durante toda la faena, el toreo al natural sobresalió con esos muletazos enganchados desde adelante y rematados en la cadera. Hubo dos tandas magistrales y los pases de pecho rematados hacia la hombrera contraria. Terminó arrojando el ayuda para torear al natural con la mano diestra, siguió con sus vistosas y clásicas "Luquecinas" y terminó con unos ayudados por alto muy toreros. Lástima la espada. Pudo cortar dos orejas.

Emilio de Justo no tuvo suerte con el segundo de Juan Pedro Domecq. Un toro parado, sin raza y que terminó echándose... No se pudo hacer nada

Daniel Luque con el tercero de La Quinta, un toro que metió bien la cara en el capote. Tomó dos buenos puyazos que le suministró Juan Manuel Elena "El Patillas". Daniel se lo llevó de la segunda raya hacia fuera y allí le hizo una faena teniendo en cuenta los toques y la altura con la que había que citar a un toro noble y pronto en la embestida, pero falto de clase; siempre llevó la cara por encima del estaquillador. Mató de estocada desprendida. Una oreja

Emilio de Justo con el cuarto de La Quinta.  Recibió con el capote al astado toreando como los ángeles a la verónica y rematando con una media de antología.  El inicio con la muleta tuvo una gracia y un empaque por la despaciosidad que llevaba en la muleta al astado hasta llevarlo a los medios.  Allí instrumentó series con la diestra de hasta cinco muletazos con temple y profundidad.  Los naturales tuvieron una conjunción maravillosa dando el medio pecho de adelante hacia atrás.  Luego vinieron los naturales a pies juntos citando de frente con una pureza y una pulcritud exquisita. Terminó con unos ayudados por alto bellísimos.  Tras pinchazo y estocada arriba le fueron concedidas las dos orejas. 
Toro noble y con clase

Daniel Luque con el quinto ,de J. P. Domecq, lo recibió con una larga afarolada desde el tercio. Allí siguió toreando de rodillas a la verónica. Con la muleta aplicó mucha técnica a un toro que le costó romper para adelante y el consintió y dio el sitio adecuado. Luego el toro se terminó rajando y allí lo exprimió al máximo.  Estocada arriba.  Dos orejas

Emilio de Justo con el sexto de Núñez del Cuvillo. Se empleó poco en los lances a la verónica de Emilio de Justo. Con la muleta hizo una faena aseada a un toro que le faltó continuidad en las embestidas.  Falló reiteradamente con los aceros.

Jaén. Toros de La Quinta, J.P. Domecq y Núñez del Cuvillo para Daniel Luque, dos orejas, oreja y dos orejas; Emilio de Justo, silencio, dos orejas y aplausos.

Comentarios

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares