Matices sin recuerdo

Crónica 


GUARISMO DEL OCHO


  

"Raposo" hizo presencia en el ruedo y Munera lo tanteó con su yegua, imponiéndole sus primeros rejones de castigo. Cambió de cabalgadura, se adornó y al quiebro le ejecutó varias banderillas,  junto a tablas debido a la querencia del animal al que también le faltaba movilidad. Con nueva cabalgadura se adornó bailando, intentando colocar las banderillas. Cerró con Misterio, su caballo albino, colocando varias banderillas cortas. Le costó colocarle para matar, dada su acusada querencia, llegó a escuchar los dos avisos lo que le obligó a tomar el descabello.

Manuel Escribano con el segundo, de la ganadería de Hnas. Azcona, se lució en banderillas. Con la muleta empezó desde el estribo con un trasteo por bajo con mucho gusto. Luego la faena cogió poso, toreando y templado por ambas manos. Luego el toro se paró e hizo amagos de rajarse. Pinchazo y estocada. Una oreja.

Esaú Fernández puso toda la carne en el asador con un toro noble pero parado al que tuvo que tirar de recursos y toreo de cercanías, templando las embestidas. Mató de estocada arriba.  2 orejas.

Tampoco tuvo suerte el rejoneador Juan Manuel Munera con el cuarto de Eugenio Frías que se le paró y se le echó antes de clavar con el rejón de muerte

Manuel Escribano tuvo un tercio vistoso en banderillas. Con la muleta tiró de recursos para llegar al público ya que el toro no transmitía nada. A pesar de matar de un bajonazo cortó dos orejas.

Esaú Fernández recibió con dos largas cambiadas al sexto y luego a la verónica lo lanceó con temple. En la faena se arrimó para provocar las embestidas muy paradas. Pinchazo  y estocada baja. Una oreja.

Ossa de Montiel. Toros de Eugenio Frías y Hnas. Azcona para Juan Manuel Munera, silencio y silencio; Manuel Escribano, oreja y dos orejas; Esaú Fernández, dos orejas y oreja.


FOTO: RICARDO BEDIA

Comentarios

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares