El brillo mermado

Crónica

M.M.H.


  

Nimes albergó la corrida de toros de Garcigrande y Domingo Hernández para los diestros Daniel Luque, Juan Leal y Marcos, un marco incomparable para la alternativa de este último, que no pudo triunfar a pesar de su disposición. El primero de su lote no le dio juego y al segundo pinchó el triunfo. Daniel Luque perdió su premio con la espada en el primero, estuvo muy por encima de su segundo, un animal deslucido para conseguir faena, pero él lo puso todo. Juan Leal fue el triunfador de la tarde al cortar las dos orejas a su primer toro y  dar la vuelta al ruedo en su segundo. Un brillo mermado por la condición de los astados.

Marcos abría plaza para irrumpir en el escalafón de matadores con un ejemplar de la ganadería familiar de nombre "Borrachito", al que recibió por verónicas bajas, lentas y rematadas con una media. Recibió la alternativa a manos del padrino de ceremonia Daniel Luque y como testigo Juan Leal. Comenzó su andadura como torero brindando al cielo y junto a las tablas con la mano derecha citó al toro genuflexo para sacarlo a los medios con torería. El aire molestaba, pero él seguía insistiendo en el pitón derecho. El animal humillaba y colocaba la cara, aunque le faltaba algo de transmisión, él le llevaba con mimo, consiguiendo pases en redondo girando la muñeca y tirando de el. Por el pitón izquierdo el toro era más parado no permitía el lucimiento para el momento que celebraba Marcos. Así que volvió a la mano derecha, donde le aguantaba, pero ya se quedaba corto, tiraba del animal con pases en redondo. Se terminó por rajar, estaba agobiando al animal. Sin cierre tomó el estoque y lo hundió tendido pero con gran efectividad.

A "Revolucionario" de Domingo Hernández lo recibió Daniel Luque con temple, por verónicas, con varios remates vistosos  a pesar de la molestia del  viento. Marcos agradeció a su padrino sus palabras y le devolvió los trastos. Luque brindó y comenzó su faena con la derecha, en tablas, sacándole a los medios, llevándole suave y a media altura, pero el viento no jugaba a su favor. Le aguantó y consiguió una tanda muy ajustada. Le dio tiempo y distancia, para después citar, pero el diestro iba acortando distancia para torearle de uno en uno con la izquierda. Toreaba lento y con desmayo gustándose, a pesar de  los defectos de su adversario. Retomó el pitón derecho para torear lento y variado, con pases en redondo dándole tiempo para reponerse. Le colocó en suerte sin un epílogo para hundir el estoque a la tercera. 

A "Gracioso" lo paró con su capote Juan Leal en una labor de brega. El astado derribó al caballo en el tercio de varas. De  rodillas, en el centro del ruedo y con pase cambiado comenzó su faena. Siguió citándole  con la mano derecha, bajándosela, aprovechando que el animal  humillaba, embestía y colocaba la cara. Al natural tiraba del astado de uno en uno bajándole mucho la muleta,  pero por este pitón le costaba más ligar. Retomó la derecha con pases circulares y de pecho, intentó mostrar sus ganas de gustar. Cerró de rodillas con cambio de mano por la espalda y circular invertido. Le cuadró y hundió el estoque que causó la muerte fulminante del toro.

Daniel Luque recibió a "Ofiverde" por verónicas lentas y acompasadas con un elegante juego de brazos. Jesús Arruga sufrió un percance sin consecuencias durante el tercio de varas. Junto a las tabla probó Luque a su adversario por ambos pitones, con la derecha comenzó su faena perdiéndole pasos y dándole toque para ahormar al toro. Le tenía que dar pausa, pero así consiguió buenas tandas a pesar del aire y las condiciones del toro. Al natural le bajó la mano y tiró de el de uno en uno con muletazos limpios, era un animal deslucido para faena. Retomó el pitón derecho todo lo hizo Luque ante la falta de transmisión, al natural se lo paso con cambio de mano para concluir e ir a por el estoque, un estoque con el que no tuvo acierto, a pesar de su buena colocación.

Juan Leal esperó con su capote a "Pasodoble" en el tercio por verónicas bajas. En el centro del ruedo, atalonado y quieto, citó al toro, que se arrancó de lejos y se lo pasó por la espalda a pesar del viento. Buscó un terreno más favorable y comenzó su faena con la mano derecha  bajándole la mano obligándole por abajo. Le tenía que aguantar y tirar de el, se quedaba corto y le faltaba recorrido. Aun así consiguió alguna tanda lucida vaciando la embestida  por debajo de la pala del pitón. Sufrió un percance al intentar un pase por la espalda sin consecuencia. No es animal para el lucimiento, aun así Juan se puso en el sitio y siguió toreando. Se perfiló y logró una estocada certera.

Cerraba el festejo Marcos, recibiendo al último de la tarde con una larga cambiada y verónicas en el tercio. Con la derecha, en las tablas, genuflexo, le sacó a los medios para comenzar su faena. En el centro siguió toreando  en redondo, el animal transmitía y humillaba, le citaba de lejos y era pronto, consiguiendo varias tandas lucidas. Tomó la muleta con la izquierda, pero molestaba el viento, así que recurrió al uno a uno, bajándole la mano y girando la muñeca. Por este pitón se quedaba corto. Retomó el pitón derecho, donde consiguió buenas series y algún pase en redondo a pesar del viento que seguía molestando. Marcos se arrimó para dar lucimiento  donde no había, cerró por luquesinas en honor a su padrino de alternativa, se perfiló y pinchó varias veces hasta conseguir una estocada tendida y algo trasera.

Nimes (Gard) Francia - Toros de Garcigrande para Daniel Luque, aplausos y ovación; Juan Leal, dos orejas y vuelta al ruedo; Marcos, aplausos y silencio.

FOTO: Philippe Gil Mir

Comentarios

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares