Virgen María y Santa Ana reafirman su gran momento

Crónica



GUARISMO DEL OCHO


  
Los dos hierros del ganadero francés Jean Marie Raymond, el de Virgen María y el de Santa Ana, reafirmaron el gran momento que atraviesan con una gran corrida de toros lidiada en el municipio de Castellar de Santiago (Ciudad Real). En un festejo en el que prácticamente la mayoría de los astados tuvieron cosas buenas, destacaron especialmente el cuarto, de nombre “Pianista”, por su excelente humillación y al que cuajó a la perfección el mexicano Calita en una faena de abandono, desmayo y muleta de mano baja, y el quinto, con recorrido hasta el final del muletazo, alegría haciendo el avión y buen tranco en la embestida, al que no terminó de explotar del todo un Fernando Tendero muy sobrado de técnica durante toda la tarde. Muy digno se mostró Mario Sotos en el día de su alternativa ante quizá el lote con menos opciones del festejo, con el que dejó disposición, seguridad y voluntariedad en la tarde en la que se convirtió en matador de toros con Calita como padrino y Tendero como testigo.

Remató en los burladeros el primero de la tarde, toro de la alternativa de Mario Sotos, con el hierro de Santa Ana, al que recibió el doctorando desde el tercio con unas garbosas verónicas. Apretó el hondo primero en el peto del caballo y se cambió el tercio de banderillas con sólo tres pares puestos. Tras la ceremonia de cesión de trastos, comenzó faena el manchego, sacándose al toro a los medios. Por el pitón derecho ligó las tandas ante un toro pronto, pero que embestía con la cara a media altura y se iba quedando cada vez más corto en la franela del nuevo matador de toros. Por el izquierdo también embistió el toro de Santa Ana con una gran prontitud y redujo las distancias Mario Sotos firmando circulares invertidos antes de irse a por la espada. La estocada del toro de su alternativa fue inapelable. Dos orejas.

Derribó el segundo al caballo de Juan Charcos en la suerte de varas después de meter bien la cara en el saludo capotero del padrino de alternativa, el mexicano Calita. Tras la devolución de trastos y desde el centro del anillo, inició faena Calita con un pase cambiado por la espalda y con una tanda muy exigente con mando y toques muy fijadores ante un astado con movilidad y que bajaba la cara más que su hermano que abrió plaza en el embroque. Por el pitón izquierdo le ligó una  serie en la que dibujó algún natural con sello y personalidad, pero volvió al derecho, el mejor pitón de un toro al que le faltaron los finales del muletazo. Mató de un más que defectuoso bajonazo trasero en la segunda entrada y tuvo que recurrir al estoque de cruceta. Palmas.

Doblándose por bajo se sacó al tercero a los medios Fernando Tendero en los primeros compases de faena. Por el pitón derecho planteó faena con gusto y clase ante un toro con movilidad, pero con la embestida un tanto descompuesta y que soltaba la cara cuando se veía podido. Firmó Fernando Tendero una faena con mucha limpieza, sin apenas enganchones, y con mucho aseo ante un toro no exento de complicaciones y finalizó de forma muy torera por bajo antes de cobrar una estocada tras la que se vio obligado a utilizar el descabello. Oreja.

Se estiró Calita con verónicas de mano baja en el recibo del cuarto, de nombre Pianista, de Santa Ana, que embistió con buen tranco en el capote. Comenzó genuflexo desde el tercio para después ponerse a torear despacio por el pitón derecho ante un toro humillador y con clase. Recetó el mexicano muleta baja desde el embroque y se gustó en series muy templadas que llegaron mucho al tendido por la transmisión de la embestida del toro, que lo quería todo por abajo.  Siguió por el pitón izquierdo con naturales de trazo muy largo a los sones del pasodoble "Concha Flamenca". Administrando al toro, le dio el tiempo suficiente entre tanda y tanda y le siguió pegando naturales en el sitio. Ya más en corto, firmó una nueva tanda por el pitón derecho con desmayo y relajado y una más por el izquierdo ante un toro que no perdía la calidad en su embestida. Cerró la faena por ayudados por alto y cobró media estocada en su segunda entrada. Dos orejas y vuelta al ruedo para el gran toro de Santa Ana.

Inició faena Fernando Tendero al quinto, abierto de pitones y del hierro titular de Virgen María, doblándose desde el tercio. Comenzó a torear por el pitón derecho y por allí se vio la condición del toro, codicia persiguiendo las telas, movilidad con alegría y transmisión y mucho recorrido, llegando hasta el final del muletazo. Las condiciones del astado permitieron al torero de Villarta de San Juan quedarse en el sitio para ligar los muletazos a placer con mucha corrección por ambos pitones, aunque quizá faltó cierta conexión con el tendido con un toro de enorme calidad, que siguió haciendo el avión hasta el final de la faena. Cerró por bajo con la expresividad torera que se echó de menos en una faena en la que faltaron tandas rotundas que hicieran romper al público. Mató de un tremendo bajonazo en la segunda entrada y tuvo que descabellar. Oreja.

De rodillas recibió Mario Sotos al último del festejo con el que quiso lucirse en la faena de muleta desde el inicio. Un toro de Santa Ana con movilidad, que se dejó, aunque sin la humillación y la transmisión de los dos anteriores. No quiso dejarse nada en el tintero un Mario Sotos que alargó demasiado una faena que terminó pesando en el tendido. Pasaportó al toro y cortó la última oreja de la tarde.

Castellar de Santiago (Ciudad Real). Toros de Virgen María para “Calita”, palmas y dos orejas  Fernando Tendero, oreja y oreja; Mario Sotos, dos orejas y oreja.

FOTO TAURONOTA

Comentarios

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares