El Melli destaca en Aracena

Crónica

@AAETPEDROROMERO
@AAETPEDROROMERO


M.M.H.

  

Seis novilleros se dieron cita en Aracena con un objetivo claro el pase a la semifinal. Los novillos de Martín Lorca fueron desiguales en comportamiento, aunque con buena embestida, pero si abandonar su marcada querencia a tablas. A pesar de todo ello, es necesario destacar al sexto de la tarde, un eral al que desorejó El Melli con una gran faena que culminaba con una estocada contundente. Los espadas se esforzaron y lo dieron todo, sin dejar pasar las escasas oportunidades que se les brindaba. No fue una tarde fácil.

Carlos Fernández recibió a "Hierba" de rodillas con una larga cambiada, rematando con una rebolera para después lucirse a la verónica, frenando la embestida. De rodillas y con la derecha comenzó su faena, manteniendo la fijeza del novillo en su muleta. El animal embestía y humillaba, pero con una marcada querencia a tablas. Carlos Fernández siguió con un buen toreo en redondo sobre el pitón izquierdo, donde el novillo soltaba la cara en la salida. Le exigió por abajo pero la falta de clase del eral deslucía el empeño del espada. Remató faena con manoletinas de rodillas y un pase de pecho. Pinchó varias veces hasta conseguir media estocada.

Manuel Olivero frenó a "Soberano" con unos bonitos y lentos lances de capote. Por el pitón derecho y genuflexo comenzó su faena, rematando con un pase de pecho. Siguió con la derecha midiéndose a un buen novillo que humillaba y colocaba la cara. Le bajó la mano y toreó en redondo, con lentitud. Con la misma suavidad le llevó por el pitón izquierdo, la misma mano con la que al espada le costaba hacerse con eral. Volvió sobre la derecha, con la que estaba más cómodo, pero ya desconcentrado. Remató con ayudados y un desplante. Consiguió una estocada tendida, pero efectiva.

Ignacio Candela recibió a la verónica a "Valiente". A pies juntos en los medios, por  alto y muy quieto, comenzó su faena para seguir con la derecha, con un toreo en redondo bajándole la mano con despaciosidad. El novillo respondía al toque con prontitud, no dejaba de embestir, aunque le faltaba templanza. Al cambiar sobre la mano izquierda fue prendido, se envalentonó y volvió a la cara del toro. Sobre el pitón derecho intentó gobernar las circunstancias con el uno a uno, dejándole la muleta en la cara. Buscó la mejor colocación con entrega. Cerró con bernardinas y vuelve a ser cogido. Falló en la suerte suprema.

Eric Olivera se encontró con el cuarto de la tarde a la verónica, con temple y despaciosidad. Por el pitón derecho, genuflexo y llevándolo en largo, comenzó su faena, con mucho mando.  Siguió con la derecha con buena colocación, tocando y tirando del novillo. El animal mostraba con descaro su querencia y escasa prontitud. Por el izquierdo cabeceaba, pero le intentaba imponer su ritmo, aguantando la cara arriba y la falta de entrega de su adversario. Retomó la derecha intentando un  toreo en redondo con un toro ya parado. Cerró por manoletinas para después dejar una estocada casi entera.

Víctor Barroso recibió de rodillas a "Galeno". Tras el brindis, en rodillas y con la derecha citó al toro en los medios, rematando con el de pecho. Tocaba, citaba y llevaba largo a un novillo difícil de templar. Le bajó la mano, le dio distancia, pero la falta de clase anulaba la faena. Cambió a la izquierda, más de lo mismo, el novillero no perdía la esperanza y siguió de uno en uno. Rajado y en tablas, Víctor, muy por encima del novillo, le insistió. Tomó el estoque y cerró con manoletinas. Se tiró sin muleta, resultando cogido, así que lo volvió a intentar esta vez con acierto y con muleta.

"Quemada" cerraba el festejo, un eral al que recibió El Melli, genuflexo, toreando a la verónica y rematando con un media y una rebolera. Genuflexo, probándolo por ambos pitones, así comenzaba su faena, para después seguir con la derecha, muy despacio, alargando la embestida. Logró buenas tandas que culminaba con un gran pase de pecho. Le dio longitud, desplazándolo con despaciosidad. Ayudó en gran medida las condiciones del eral, que le permitieron al espada estar cómodo en la cara. Le bajó la mano llevándole y girándole la muñeca para recoger su embestida. Ejecutó varios pases circulares, que parecían infinitos, para cerrar la faena por ayudados por alto. La estocada entró entera, aunque algo caída, pero muy efectiva.

Aracena. Novillos de Martín Lorca para Carlos Fernández,  aplauso tras aviso; Manuel Olivero, vuelta al ruedo; Ignacio Candelas, vuelta al ruedo; Eric Olivera, oreja; Víctor Barroso, oreja; Germán Vidal "El Melli", dos orejas.

Comentarios

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares