La Unión de Asociaciones y Peñas de Castilla-La Mancha y Madrid habla sobre el festejo celebrado en Torres de la Alameda

Noticia


GUARISMO DEL OCHO

  

"Tras pasar una de las pandemias más arrolladoras de la historia de España, la tauromaquia a vivido un trato desastroso que ha olvidado que comunidades como la de Madrid, ha dejado un impacto económico de 414.000.000 millones de euros en la región y una celebración de espectáculos de dos de cada tres municipios. Pero realmente más vejatorio ha sido el trato hacia el festejo popular, donde medidas ilógicas han hecho que muchos municipios se olviden de la base del toreo, el festejo popular.

Tras este trato, la Unión de Asociaciones y Peñas Taurinas de Castilla-la Mancha y Madrid pedía medidas de ayuda para una vertiente de la Tauromaquia que anualmente crece no solo en festejos, si no en asiduas a ellos, demostrando a través del apoyo al primer festejo popular celebrado el sábado 18 en la localidad madrileña de Torres de la Alameda que la Tauromaquia popular está más viva que nunca.

Un festejo que se celebraba en la plaza de toros de Torres de la Alameda, abriendo sus puertas el sábado 18 a las 21:30 horas para ofrecer la primera suelta de reses de la Comunidad de Madrid  bajo un ayuntamiento que se negaba a dar por perdido un año taurino, y ante la grandiosa colaboración de una de la asociaciones integradas en la Unión, la Asociación Taurina de Torres de la Alameda, quienes no solo dieron ejemplo de valentía, si no que donaron un ejemplar, además de poner más de los medios requeridos en la normativa de seguridad para dicho festejo. Una organización que marcaba tanto en las gradas como en el ruedo la distancia obligada de 1,5 metros, desinfectaba la plaza al completo, ofrecía a todos los asistentes gel desinfectante, obligaba a enseñar la mascarilla obligatoria y durante el festejo controlaba que todos los asistentes la tuvieran colocada entre otras muchas medidas. Cuatro reses de las prestigiosas ganaderías de Torrealta, José María López, El Boyotil y Las Landas que dejaron grandes matices, deleitando no solo al público que ocupaba 2000 localidades, si no a los prestigiosos recortadores y maletillas que dejaron ver grandes suertes del toreo.

Una localidad que tras realización del primer festejo popular de la Comunidad de Madrid, mostraba y manifestaba bajo el trabajo de un ayuntamiento, en colaboración de una asociación tan prestigiosa como la de Torres de la Alameda y ante el apoyo incondicional de la Unión de Asociaciones y Peñas Taurinas de Castilla-la Mancha y Madrid que la Tauromaquia popular está más viva que nunca".

Comentarios

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares