Navas del Rey, el reencuentro de la afición y la plaza

Apuntes

SERGIO GUATIÉRREZ

GUARISMO DEL OCHO - SERGIO GUTIÉRREZ

  

El Ayuntamiento de Navas del Rey ha demostrado determinación en su apoyo a la Tauromaquia, organizando el primer festejo con público después del confinamiento. Así sí, porque si se quiere se puede. Enhorabuena Navas del Rey. Los alumnos de la Escuela Taurina Navas del Rey fueron los encargados de endulzar la festividad de San Antonio.

Alumnos aventajados como el novillero Leandro Gutiérrez, a la espera esta temporada de su debut con picadores, fue el encargado de abrir el festejo y demostrar el excepcional momento que atraviesa. Tampoco quedó atrás Daniel Pérez, quien intentó lucirse con un toreo vertical y clásico. Se dejó llevar por el pitón izquierdo, estaba cómodo a pesar de las complicaciones derrochadas por el de Quintas. Era un animal con muchas teclas, que requería de un toreo adaptado a sus exigencias, sin someterlo en exceso. Toreó jugando con las líneas y sorprendiendo al animal, ayudándolo en su embestida para que no se sintiera podido y sirviera.

Pese a todas estas complicaciones se solventaron gracias a la insistencia y empeño en las indicaciones de Alberto Aguilar. Los espadas ofrecieron pases de extraordinaria factura y trazo que fue, técnicamente, lo más destacable de la tarde.  

Javier Adán se midió a un astado con muy poca fuerza, pero le supo mimar para componer unas buenas tandas. Dejó un buen sabor de boca entre los cuatrocientos asistentes. Álvaro Serrano y Javier Cano, a pesar de la escasa fuerza del animal, construyeron tandas notables en la entretenida tarde en el coso de "La Críticá".

Cerraron la tarde los más pequeños de la Escuela, haciendo disfrutar al público con una becerra que les permitió disfrutar, nunca mejor dicho, como niños.

Comentarios

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares