Rocío López: "Sé que puedo abrir el camino a futuras alguacilillas"

Entrevista 

Rocío  López, primera alguacililla en Las Ventas | PLAZA 1
PATRICIA PRUDENCIO MUÑOZ

  

Guarismo del ocho, con motivo del Día de la Mujer, ha entrevistado a Rocío López González, que debutó el pasado 1 de agosto en Las Ventas como la primera alguacililla. Hizo historia por ser la primera mujer que lo lograba. Para ella vestirse como tal "Sigue siendo un sueño, a la vez que una responsabilidad".

"Sé que puedo abrir el camino a futuras alguacilillas", así explica Rocío lo que supone ser la primera mujer en lograrlo.

Nos cuenta su liturgia y rutina cuando llega a la plaza, lo primero que hace es ir a buscar a su caballo, "Le doy cuerda para que el animal se estire y caliente. A continuación, lo ducha cepilla, ensilla y lleva a la Puerta Grande". Una vez listo el animal, ella se viste y vuelve a buscarle para montar y tomar contacto con el caballo. 

Si preguntamos por los obstáculos del mundo del toro y sus dificultades, Rocío no responsabiliza a nadie, ni tampoco piensa que las mujeres tenga ese añadido de exigencia para dedicarse a ello. "El mayor juez es el toro y para estar dentro tienes que tener muchas ganas de seguir aprendiendo y comprender que, aún así, nunca vas a saber lo suficiente", así describía Rocío la realidad de la Tauromaquia. A lo que añadía que de toros se puede aprender desde la barrera y el callejón, aunque ella se queda con su posición como alguacililla.

Puesto que es el día de la mujer, no podía faltar un mensaje por y para ellas. "Los hombres no son enemigos, muchos nos intentan ayudar. Si tenéis un sueño hay luchar por él", reflexionaba sobre la actual rivalidad entre hombre y mujeres. Aunque también ha tenido su respectiva deferencia con el aficionado a los que hace una llamada de atención, "Todos debemos poner nuestro granito de arena e intentar que la Tauromaquia no se pierda". Además destaca que hay que transmitirla a las nuevas generaciones en todas y cada una de sus modalidades.

No considera que sea un sector en crisis, sino que necesita la participación activa de los jóvenes. "Recuerdo cuando era pequeña, jugaba a los toros en la plaza de mi pueblo con mis amigos. Ahora, eso se ha perdido." Unos recuerdos, tradiciones y juegos que Rocío teme que se pierdan y dejen de interesar por desconocimiento.

En fin, Rocio es una chica normal que vive en Casarrubios del Monte, estudia auxiliar de veterinaria y trabaja en una empresa de pirotecnia en Valmojado. En sus ratos libres los dedica a montar a caballo o a realizar actividades con la Peña Taurina de su pueblo.

Aunque no quiere terminar sin añadir: "Hay gente que cree que los taurinos somos incapaces de amar a los animales. Falso. Hoy en día se humaniza a los animales. El toro es un animal majestuoso que nació para luchar. Es su instinto y es bonito dejar que un toro muera luchando por su vida" concluía Rocio, pues ser taurino y amar a los animales es compatible.

Comentarios

Publicar un comentario

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares