Jesulín de Ubrique, dueño de sus actos

Apuntes

Jesulín de Ubrique en Las Ventas I GUARISMO DEL OCHO

M. M. H. 

  

La sala Antonio Bienvenida de la plaza de toros de las Ventas, albergó esta mañana  una  amena y dinámica charla coloquio  organizada por la Peña Taurina los Areneros y protagonizada por el matador de toros Jesús Janeiro Bazán “Jesulín de Ubrique”.

El matador con simpatía nos ha narrado como dio sus primeros pasos a los 7 años, en una becerrada, en la que estaba acartelado y en la que después de hacer el paseíllo se sentó en el tendido obligando a su hermano a matar al animal.

El primer novillo que mató se llamaba Ambiciones y es el que daría nombre a la finca que compró con tan solo 16 años, con lo que ganó, siendo aun novillero. En 1989 debutó con picadores llegando a torear 101 novilladas sin pasar por Las Ventas. Tomó la alternativa en Nimes el 21 de septiembre  de 1990  de  la mano José María Manzanares y confirmó en Madrid en mayo de 1992 con Ortega Cano.

La peor cornada la recibió el 23 de abril en Zaragoza en 1991, tardó un año en asimilar lo que era capaz de hacerle un toro. En 1995 llegó a torear 200 corridas y 39 en el mes de agosto. Cifras difíciles para cualquier torero de entonces e imposible  para   los de  ahora.

Mil anécdotas simpáticas adornaron su relato, pero sin  faltar la  seriedad precisa para contar las vicisitudes por las que ha tenido que pasar  hasta que decidió hacer un parón en 1999 para ordenar su vida.

En 2010 reapareció para conmemorar su 20 aniversario como matador de toros con una filosofía renovada, no torear a no ser que cobrara antes de hacerlo, pues aun le deben 120.000 euros de su etapa anterior, deuda que luce enmarcada.

Remató la faena dejando una buena reflexión, cree que la Tauromaquia hay que curarla de dentro a fuera. El que tenga oídos…

Comentarios

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares