Sin toros no hay fotos, sin fotos no hay historia

Artículo de opinión

Becerrada celebrada en Villarejo en octubre de 1971 I FOTOS PARA LA HISTORIA - JUSTO PÉREZ PARÍS 


PATRICIA PRUDENCIO MUÑOZ



Es época para ponerse nostálgico, es época para repasar la historia de las familias, la historia de nuestro país. Sin embargo, resulta curioso observar que el 70% de nuestros recuerdos aparecen reflejados en los festejos taurinos. Seamos coherentes, la historia de nuestro país se ha construido de la mano de la Tauromaquia.  

Si suprimen los toros, el alzhéimer se apoderaría de nuestro país y de todos los aficionados. Quién sabe, estaremos condenados a olvidar nuestro pasado, las bases de lo que somos ahora. Condenados a la destrucción de una esencia, una esencia a la que se le ha perdido el respeto. Tan solo unas décadas atrás, pertenecer al círculo taurino daba un prestigio y reconocimiento que actualmente es impensable.

Sin toros no hay fotos y sin fotos no hay historia. Empecemos a valorar lo que tenemos, lo que antes era una de las mejores celebraciones para los pueblos. Era la oportunidad de los mozos para saltar al ruedo y demostrar sus cualidades. Todos lo apoyaban, nadie faltaba a la cita, era una oportunidad para sociabilizar y reunirse con el resto de amigos, vecino, etc., pero ahora… 

La sociedad ha dado un vuelco hacia la abstracción absoluta. La Tauromaquia siempre se ha basado en la unión, la solidaridad, el apoyo y el respeto. Solo con la mitad de interés conseguiríamos lo que la fiesta necesita.

Comentarios

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares