Raúl Rivera, Puerta Grande en Villamayor de Santiago

Una terna de seis orejas

Raúl Rivera en Villamayor de Santiago I RAÚL RIVERA

Villamayor de Santiago celebró una corrida de toros que culminó con una triple Puerta Grande. La terna estaba compuesta por Esaú Fernández, Raúl Rivera y Filiberto Martínez, quienes se repartieron un total de seis orejas de los astados de El Pizarral. 

Esaú Fernández se midió ante un primer astado noble, con buena condición, rematando una faena con una estocada entera. El segundo de su lote salió suelto, por lo que el espada tuvo que atemperar su embestida con el capote. En el último tercio lo fue metiendo en la faena con doblones por abajo, parecía que aguantaría pero sus fuerzas mermaron y Esaú tuvo que recurrir a la experiencia para volver a matar con una estocada certera.

El primero del lote de Raúl Rivera era un toro más vareado pero con mucha movilidad y exigencia, al que le recibió con ocho lances rematados por una media verónica. En el tercio de banderillas, el diestro se lució con tres pares en el sitio. Con la muleta, el astado mantuvo la movilidad, exigiendo mano baja, completando cinco tandas. Culminó con un espadazo en la suerte de recibir. El quinto de El Pizarral fue un toro más cuajado que salió suelto y soltando la cara, sería gracias al puyazo de Jabier Bastida cuando este se templara, empezando a embestir con franqueza en el tercio de banderillas. Un tercio muy explosivo, un par de poder a poder, otro a la moviola y otro al violín frenando al toro, calando en el público, quien pidió un cuarto par. Raúl brindó a César Sánchez una faena que fue de más a menos con un ejemplar noble al que remató con media estocada en el sitio.

Filiberto Martínez lidió con un toro con algo más de cuajo que salió suelto en los primeros tercios. En la muleta logró templarlo, aunque con una embestida que se acortaba sin terminar de salir de los vuelos del engaño. El diestro se mantuvo firme ante el primero de su lote, un animal difícil, cerrando una faena con molinetes, un pinchazo y una estocada ligeramente trasera. Cerraba el festejo un toro parecido al tercero, con cuajo con el que Filiberto se gustó en el saludo capotero, rematado con dos medias en el tercio. Inició la faena a pies juntos para después abrir el compás y torearle con pases profundos. En la suerte suprema le metió hasta la bola, quedando algo caída en el segundo intento. 

Ficha del festejo:

Villamayor de Santiago. Toros de El Pizarral para Esaú Fernández, dos orejas y dos orejas; Raúl Rivera, dos orejas y dos orejas; Filiberto Martínez, oreja y oreja.




Comentarios

Colaboraciones

Publicidad

Entradas populares